Seguridad en locales de tragamonedas

Tanto dueños de los locales, como Carabineros y municipio, deben aunar sus esfuerzos para promover la seguridad y evitar hechos delictuales.

01 Septiembre a las 09:00   117   Editorial   Gustavo Alvarado

Mientras se sigue discutiendo respecto a si las máquinas que dan vida a los locales de tragamonedas, que solo en la 1 Sur de Talca llegan a un número de 14, son efectivamente de habilidad y destreza y no de azar, se está encubando una situación de inseguridad que podría llegar incluso a poner en riesgo la vida de los ciudadanos.


Porque los robos a estos locales se han vuelto comunes en el último tiempo. Un reportaje publicado ayer en este medio, daba cuenta de que al menos ocho de los catorce locales habían sufrido un robo desde que estaban funcionando.


Y últimamente, además, dos robos con violencia e intimidación volvieron a poner el tema en el tapete. En uno los antisociales, que amenazaron a los trabajadores con armas de fuego, se llevaron 500 mil pesos y en el otro el botín fue de un millón de pesos.
La mayoría de los encargados de los locales dijo contar con patente municipal. También se pudo verificar que sus trabajadores y dueños son casi todos extranjeros. Y, en promedio, manejan entre uno y tres millones de pesos para pagar los premios a los jugadores. Este último antecedente, obviamente, hace de este negocio un foco atractivo para los delincuentes.


Otro detalle apunta a que, por una cuestión lógica de funcionamiento, no cuentan con máquinas para débito o crédito, manejando siempre el dinero en efectivo. A lo que se suma que son espacios relativamente oscuros, con ventanas ennegrecidas que impiden una visión clara hacia adentro.
Así, se genera un contexto que favorece la ocurrencia de delitos. Algo que Carabineros y autoridades municipales tienen en cuenta, ya que desarrollan o tienen considerado promover acciones en ese sentido.
Carabineros, por ejemplo, realiza rondas diarias a estos locales, lo que es valorado por los propios propietarios. Mientras que el municipio ha efectuado talleres de autocuidado y prevención del delito.
Por otro lado, se informó que el Departamento de Patentes de la municipalidad dará inicio a un plan de fiscalización, recorriendo los locales de máquinas tragamonedas para solicitar los certificados correspondientes.


Todas medidas que debieran regular, en parte, el funcionamiento de estos recintos, pero, fundamentalmente, entregar seguridad a sus trabajadores y a quienes asisten en busca de esparcimiento.
En definitiva, tanto dueños de los locales, como Carabineros y municipio, deben aunar sus esfuerzos para regular el funcionamiento de estos lugares, buscando promover la seguridad y evitar hechos delictuales.