Seguro para padres de hijos con enfermedades graves

Los padres podrán ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado

28 Junio 2017   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Probablemente uno de los mayores pesares de la vida constituya la enfermedad de un hijo a hija, en especial si se trata de dolencias graves que pongan en riesgo su propia vida. Son momentos difíciles en que se requiere gran fortaleza para salir adelante.  Una fuente de angustia radica, muchas veces, en la imposibilidad de acompañar a los pequeños en tan difícil trance.

Frente a esta seria situación, se encuentra en tramitación parlamentaria un proyecto cuyo objetivo es permitir que el padre y la madre, que tengan la condición de trabajadores, puedan prestar atención, acompañamiento o cuidado personal a sus hijos e hijas menores de edad, cuando estén afectados por una condición grave de salud, durante el periodo de tratamiento o recuperación o en la fase final de una condición terminal.

Para ello se crea un seguro obligatorio que beneficie a los progenitores trabajadores de hijos e hijas mayores de un año y menores de quince o dieciocho años de edad, según corresponda, afectados por una condición grave de salud como cáncer, trasplante de órgano sólido, desahucio o estado terminal y accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional severa y permanente.

Los padres podrán ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado, para lo cual se extiende una licencia médica. Durante este periodo de tiempo el trabajador o trabajadora recibe un subsidio que reemplaza su remuneración mensual, financiada con cargo al seguro.

 En segundo término, se hace cargo de enfrentar el desafío de garantizar el mejor cuidado de los hijos, pero sin reducir las opciones laborales de los trabajadores, especialmente de las mujeres.

Este seguro constituye también una medida que se inserta en el fortalecimiento y ampliación del Sistema de Protección Social. El país, en su conjunto y en forma solidaria, se hace cargo de contingencias que las personas por si solas no son capaces de enfrentar sin afectar significativamente sus condiciones objetivas de bienestar. Se trata de contingencias con una baja probabilidad de ocurrencia pero que de presentarse afectan las trayectorias de vida de las personas y de sus familias.

El texto legal precisa que se crea un seguro obligatorio, de carácter contributivo y solidario, para que puedan ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado, con el objeto de prestarles atención, acompañamiento o cuidado personal, recibiendo durante ese periodo un subsidio que reemplaza total o parcialmente su remuneración o renta mensual.

 Los beneficiarios del seguro son los padres y las madres, trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo, del sector público y trabajadores independientes que cotizan en el sistema previsional. También tendrá derecho a las prestaciones del seguro el trabajador o la trabajadora que tenga a su cargo el cuidado personal del niño o niña, otorgado por resolución judicial.

 Se trata de una serie de normas que garantiza que los padres trabajadores puedan estar presentes junto a sus hijos para enfrentar juntos procesos complejos en que se requiere unidad y amor