Seguros médicos para bomberos y brigadistas

Por tanto, es necesario que bomberos cuente con un mecanismo para detectar a tiempo las enfermedades que pudieran afectar -a corto y largo plazo- a los miles de voluntarios, además de un sistema que vigile e incorpore información sobre los efectos de dicha labor en su salud.

22 Enero 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Los incendios forestales que durante las últimas semanas han destruido cerca de 60 mil hectáreas en la zona central del país, llegando en las últimas horas a un punto máximo de peligrosidad, debido a las altas temperaturas y al fuerte viento, no han dejado indiferentes a la sociedad y a distintos sectores políticos.

Así la sala de la Cámara de Diputados, por resolución con amplia votación, aprobó un acuerdo que solicita a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, la creación de un mecanismo de evaluación y control médico bianual para los voluntarios de los diversos cuerpos de bomberos, por los riesgos de su labor profesional.

Según expresaron los legisladores, los bomberos se exponen diariamente a riesgos potencialmente peligrosos. “La exposición a sustancias peligrosas, a riesgos de carácter biológico, la constante exposición a factores físicos de alta exigencia son, entre otras cosas, las consecuencias más directas de enfermedades”, afirmaron.

Por tanto, es necesario que bomberos cuente con un mecanismo para detectar a tiempo las enfermedades que pudieran afectar -a corto y largo plazo- a los miles de voluntarios, además de un sistema que vigile e incorpore información sobre los efectos de dicha labor en su salud.  Añaden que dicha evaluación sea gratuita.

Pero no fue lo único, ya que dos diputados de la UDI presentaron un proyecto de ley que busca mejorar las condiciones de trabajo de los brigadistas forestales. El diputado por Curicó, Celso Morales, explicó que la iniciativa busca darles una mayor protección jurídica y en materia de seguridad laboral”.

Según información entregada por la propia Cámara de Diputados, el parlamentario argumentó que, si bien existen  reglamentos en materia de seguridad para los brigadistas, no existe una normativa legal que regule el derecho a la seguridad de estas personas, en lo que se refiere a seguros de vida y otros aspectos de vital importancia.

El texto legal propone, además, la elaboración de protocolos de seguridad y un reglamento por decreto presidencial que determine las medidas que deberán ser aplicadas, así como la obligación de contratar un seguro de vida e invalidez para cada brigadista, cuya extensión no debe ser inferior a mil 500 Unidades de Fomento (UF).

Aunque todas estas propuestas adquieren particular relevancia cuando se trata de respaldar a quienes están en la primera línea ante una verdadera catástrofe, como son los incendios forestales, de poco sirven si la propia sociedad y también los líderes políticos no adoptan acciones concretas para enfrentar los temas de fondo.

Ello se refiere, en lo principal, a que la ciudadanía asuma su responsabilidad en el cuidado del medio ambiente y protección de la biodiversidad, evitando situaciones de riesgo que pueden afectar las vidas y bienes de las personas, como es la proliferación de microbasurales en sitios eriazos cercanos a viviendas.

Y, en lo principal, la gran meta es mitigar  el cambio climático y el calentamiento de nuestro planeta por efecto de los gases de efecto invernadero, todos ellos producto de la explotación y utilización a escala mundial de combustibles fósiles. Allí la única solución es fomentar el uso creciente de energías limpias.