Sobre los seguros agrícolas

En una muestra entre los que no han contratado seguros, el 30% no lo ha hecho por una baja percepción de riesgo para la producción de su frutal (…)

19 Noviembre 2018   4   Editorial   Gustavo Alvarado

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, en la jornada del pasado sábado, al desplazarse al Maule sur para evaluar en terreno los daños provocados por la granizada en huertos frutales, específicamente de arándanos, hizo un llamado a los agricultores a contratar los respectivos seguros para enfrentar contingencias climáticas como las vivida hace unos días en distintas regiones de la zona central.
El llamado fue enfático por parte del secretario de Estado, argumentando para ello el cambio climático y la cada vez más inestable condición para la agricultura, especialmente, para los pequeños y medianos productores. “El cambio climático llegó para quedarse. Los eventos climáticos como este son cada vez más recurrentes y es más difícil tener un año normal. Por eso, nuestro ministerio está promoviendo el tomar pólizas de seguros”, dijo.
Por lo mismo, detalló que en los últimos siete meses se ha incrementado en más de un 40% la toma de pólizas, alentado -según dijo- por la promoción hecha por el ministerio que encabeza. Sin embargo, uno de los elementos que muchas veces juega en contra de los más pequeños productores es el costo de las pólizas, elemento que hace que muchos desistan y queden desprotegidos. “Tenemos herramientas para asegurarnos y que entremos en el círculo virtuoso, en que, si todos los agricultores en Chile empezamos a tomar seguros, cada día se van a incorporar más especies y cada día las pólizas van a ser más baratas”, explicó Walker, instando a sumarse a la contratación de los seguros.
Tal como lo señaló que el propio ministro, existe un servicio asociado a la cartera agrícola, que se llama Agroseguros, plataforma donde los productores pueden informarse sobre las distintas líneas de pólizas. En dicho sitio, está alojado un estudio sobre la evaluación del mercado de seguros agrícolas, en específico a la cobertura a la producción de frutales, se muestra que el precio de las pólizas -siendo uno de los factores que inciden en la no contratación de seguros- no es el elemento principal.
En una muestra entre los que no han contratado seguros, el 30% no lo ha hecho por una baja percepción de riesgo para la producción de su frutal o no ha tenido siniestros que lamentar; un 26% es por desconocimiento, poca información o no saben cómo funcionan; y el 19% no contrata porque asumen que tiene poca utilidad o no cubren lo suficiente. Recién el 15% de los encuestados, no lo hace por el motivo del precio.
Respecto al desconocimiento o la percepción de la poca utilidad que presta el seguro, se ha informado que habrá una intensificación en la realización de charlas para difundir los eventuales beneficios de tener contratada una póliza. Esto siempre irá en la línea correcta porque hay que entender que hay pequeños agricultores que aún no están familiarizados con las nuevas tecnologías de información y requieren de una instancia de acompañamiento mayor.