¿Somos realmente felices?

Si hacemos una rápida encuesta, preguntando qué significa a cada una de las personas el concepto de felicidad, el denominador común en la respuesta será la palabra bienestar.

20 Marzo   33   Editorial   Gustavo Alvarado

Proclamado por las Naciones Unidas, hoy 20 de marzo es el Día Mundial de la Felicidad, con la finalidad de, obviamente, ser feliz naturalmente. Desde 2013 las Naciones Unidas han celebrado este día como reconocimiento del importante papel que juega la felicidad en la vida de las personas de todo el mundo.
Si hacemos una rápida encuesta, preguntando qué significa a cada una de las personas el concepto de felicidad, el denominador común en la respuesta será la palabra bienestar. Para unos, la felicidad estará asociada al bienestar espiritual, para otros al bienestar físico y para algunos, sobre todo en estos tiempos, se relacionará al bienestar económico o material.
Para mejor vamos al origen de esta celebración. De acuerdo a los antecedentes recogidos, el Día Mundial de la Felicidad vendría de una particular historia. Se dice que fue el Reino de Bután, un pequeño país del sur de Asia, en la cordillera del Himalaya, el que propuso este día a la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Resulta que el rey de Bután hace más de 40 años, y cuando solo tenía 16 decidió que la filosofía de su gobierno se basara en la felicidad de sus súbditos. Y para ello inventó el concepto de Felicidad Nacional Bruta (FNB), en vez del Producto Interno Bruto. Para no creerlo, ¿cierto?
Pues bien, hoy en día, la FNB es un indicador de nivel de vida que se utiliza internacionalmente como complemento al Producto Interno Bruto. Se calcula midiendo nueve puntos: el bienestar psicológico, el uso del tiempo, la vitalidad de la comunidad, la cultura, la salud, la educación, la diversidad medioambiental, el nivel de vida y el Gobierno.
Considerando estos nueve puntos y si los analizamos con nuestra realidad y nuestro entorno, quizás el saldo sería que no tenemos alto índice de Felicidad Nacional Bruta. Nuestro bienestar psicológico está mellado y para eso basta ver algunas cifras. Solo por mencionar algunas, Chile es el segundo país de la OCDE con la mayor tasa de suicidios después de Corea del Sur; y las licencias médicas por enfermedad mental ocupan, desde el año 2008, el primer lugar entre las causas de licencia médica.
En cuanto al uso del tiempo, la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo aplicada por el INE el año 2015 nos señala que también tenemos problemas en ese aspecto. Los resultados arrojaron que a, nivel poblacional, una cuarta parte del día se destina a las actividades de ocio y vida social, con una brecha de género ya que las mujeres dedican menos tiempo a estas actividades que los hombres.
Podríamos seguir analizando los puntos que continúan, sin embargo, es necesario reflexionar sobre estas variables y analizar si estamos contribuyendo a que todo nuestro entorno sea feliz en el amplio sentido del concepto.