Subsidio de arriendo

Este beneficio permite el cambio de vivienda a cualquier región del país

16 Febrero 2018   10   Editorial   Gustavo Alvarado

Una de las aspiraciones básicas de la familia es contar con un lugar digno en que vivir y criar a sus hijos. En muchas oportunidades, este deseo se topa con escollos infranqueables, debido a los bajos salarios u otras obligaciones que hacen imposible mejorar la calidad de la vivienda que se habita.
Es esencial para el ser humano disponer de un lugar en que desarrollar su vida y encontrar el refugio necesario para desarrollarse como personas y como familia. De ahí que resulta de gran importancia el subsidio de arriendo del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, programa que busca apoyar el acceso a una vivienda para familias de distintos sectores que busquen mejorar sus condiciones de habitabilidad.
El nuevo llamado, que se desarrolla en todas las ciudades del país, incorpora las últimas modificaciones que lo han transformado en un subsidio más amplio, que incorpora a chilenos y extranjeros, jóvenes y adultos mayores y que permite, a futuro o en forma simultánea, postular a otros subsidios de adquisición de vivienda.
El subsidio corresponde a un aporte mensual de 3 UF (casi 80 mil pesos), para ser utilizado en el pago de arriendo. De esta manera, la familia beneficiada debe pagar solamente la diferencia para completar el valor total del arriendo.
Este beneficio permite el cambio de vivienda a cualquier región del país, y permite que en un futuro se postule a un programa para la adquisición de una vivienda.
Los requisitos son tener más de 18 años de edad durante el año del llamado y, en el caso de postulantes inmigrantes, deben presentar la cédula de identidad para extranjeros.
La conformación del núcleo familiar debe contemplar, además del postulante, al menos a su cónyuge, conviviente o hijo. En caso de postulante adulto mayor no es requisito contar con núcleo familiar.
Debe, además, pertenecer al 70% más vulnerable de la población, acreditar un ahorro mínimo de 4 UF (poco más de 100 mil pesos) al momento de la postulación, acreditar el monto total de ingresos del núcleo familiar incorporado a su declaración de núcleo, de entre $180.000 y $640.000 y no ser propietario o beneficiario de otros programas habitacionales del MINVU.
Existen dos formas de postular: en línea y de manera presencial en las oficinas de SERVIU. La selección se realiza de acuerdo al orden de los puntajes de postulación, considerando las características del hogar y su vivienda actual.
Si la familia queda seleccionada, deberá buscar una vivienda que cumpla con las características exigidas y el titular del beneficio debe firmar ante notario un contrato de arrendamiento con el dueño de la vivienda, y luego, validarlo en el SERVIU.

Cuando comience el arriendo, el titular deberá pagar mensualmente una parte de monto del contrato, a través del convenio de arriendo de Banco Estado y el MINVU se encarga de pagar el subsidio directamente al dueño.
Como se ve es una importante oportunidad que, en una región como la nuestra, se convierte en una real alternativa para mejorar de forma concreta la calidad de vida de las personas.