Talentos linarenses

Perseverancia, anonimato, esfuerzo y constancia de jóvenes que buscar sobresalir en estas disciplinas desde regiones, muchas veces abandonadas por el ojo mediático central.

22 Abril 2017   9   Editorial   Gustavo Alvarado

Los jóvenes linarenses demuestran talento y lo hacen brillando en dos áreas poco explotadas en regiones como son la ciencia y los deportes alternativos.

Claudia Norambuena y Consuelo Escanilla, alumnas del liceo “María Auxiliadora” han dado vida a un innovador invento con envases de tetrapack que les está permitiendo recorrer el país y el mundo, lo que ha significado un giro importante en su vida.

Integrantes del taller del medio ambiente a cargo de la profesora Rosa Elena Yáñez dieron vida a una carpa que ha sido galardonada a nivel local, regional, nacional e internacional.

“Fue algo del momento, que surgió espontáneamente. Muchos niños y jóvenes traen jugos al colegio. Observamos que había muchas cajitas en la basura y pensamos qué hacer con ellas, como reciclarlas y ocuparlas. Decidimos crear una carpa que, dependiendo de la estación y posición, cambia de temperatura. Lo más complicado fue la unión. Estamos usando una técnica que trajimos de industria y que es silicona industrial”, dijo Claudia Norambuena.

El invento lo llevaron a la Feria Científica y Tecnológica de la Universidad del Bío-Bío, luego en segundo año ganaron el primer lugar en un concurso que les permitió viajar hasta Paraguay y ahora el destino son las instalaciones del Centro Astronómica Internacional “ALMA” en San Pedro de Atacama, tras conseguir el primer lugar obtenido en la Segunda Feria Científica Escolar de Linares.

“Estamos realmente felices. Queremos ver la posibilidad de patentar el invento. Este año (son alumnas de cuarto año medio) nos separamos e iniciaremos un proceso educativo distinto. Queremos invitar a los niños y jóvenes a crear, y dar vida a nuevas creaciones que permitan, además, proteger el medioambiente”, acotó Consuelo Escanilla.

Para la directora pedagógica del liceo “María Auxiliadora”,  Marianela Troncoso, es fundamental que el aprendizaje se genere también en el mundo real más allá del aula y “por eso apoyamos todas las iniciativas que aporten a un conocimiento integral. Estamos muy contentas por las alumnas y estamos reforzando el trabajo ambiental”, destacó la docente.

En otra área el joven Abraham Hernández brilla como bicampeón mundial del  slackline, que  es un deporte de equilibrio en el que se usa una cinta que se engancha entre dos puntos fijos, la cuerda es normalmente elástica, lo que permite efectuar saltos y movimientos más dinámicos. La tensión puede ser ajustada para satisfacer el nivel de experiencia del usuario. La característica dinámica de la cinta permite hacer trucos impresionantes como saltos y flips. Al mismo tiempo, se pueden realizar posturas de yoga o acrobáticas, lo que permite distintas modalidades de entrenamiento.

El linarense dio muestras de su habilidad en el marco de una exhibición en la escuela “San Víctor Álamos”, en donde apunta de saltos mortales, equilibrio, piruetas y diversas maniobras  destreza deslumbró a los  alumnos.

La muestra se enmarcó dentro de las instancias que buscar potenciar la práctica deportiva y cómo disciplinas menos conocidas, como este deporte, permiten una buena condición física, mejor salud y un pasatiempo entretenido.

Perseverancia, anonimato, esfuerzo y constancia de jóvenes que buscar sobresalir en estas disciplinas desde regiones, muchas veces abandonadas por el ojo mediático central.