Telepeajes en rutas interurbanas

Ello permitirá disminuir la congestión, ahorrar tiempo de viaje y prevenir accidentes

16 Mayo 2018   9   Editorial   Gustavo Alvarado

Es conocido que la actual capacidad de la Ruta 5 está prácticamente copada, lo cual hace necesario la construcción de una tercera pista en ambos sentidos y mejorar los accesos y salidas de las principales ciudades, entre las cuales se cuentan Curicó, Talca y Linares, entre otras de la región.
Se debate por estos días la petición de la actual concesionaria del tramo Talca-Chillán, que ha pedido una extensión del contrato por dos años a cambio de lo cual ofrece varias obras de mejoramiento, entre las que sobresalen la remodelación del nudo Varoli, un área de descanso en San Javier y el traslado del peaje de Retiro a Perquilauquén.
Pero, está claro que se requieren obras de importancia, especialmente en las áreas de peajes, donde especialmente los fines de semana largo se forman largas filas de vehículos, causando molestias, incomodidades y peligro de accidentes.
Para resolver este problema, el Presidente Sebastián Piñera anunció la instalación de telepeajes en rutas interurbanas, lo que permitirá disminuir la congestión, ahorrar tiempo de viaje y reducir los riesgos de accidentes por colisiones, sin aumentar las tarifas para los usuarios.
“Ahora que el flujo va a transitar sin interrupciones, sin detenciones, vamos a tener carreteras más expeditas, más eficientes, más tiempo para lo más importante y más seguridad en nuestras vidas”, señaló el Mandatario, quien agregó que “lo que estamos inaugurando hoy día con este convenio que firmamos con la carretera Radial Nororiente, lo vamos a replicar, ojalá, en todas las carreteras de Chile: en la Ruta 68, en la Ruta 78, en la Ruta 5, que une a nuestro país desde Arica hasta el sur”.
Para lo anterior, el Ministerio de Obras Públicas ya está en conversaciones avanzadas con las distintas concesionarias para lograr acuerdos e iniciar la transformación en cada una de las zonas.
Por las once plazas de peaje que operarán con el sistema de telepeaje, el año pasado transitaron 104 millones de vehículos. De ese total, los vehículos pesados tardan en promedio cuatro minutos en pasar, y los livianos dos minutos, sin considerar situaciones de alta congestión. Esto significa que los chilenos pierden aproximadamente 4 millones de horas en los peajes, lo que equivale a un costo social para el país de US$ 154 millones al año.
La medida, ampliamente esperada por los conductores, va en la dirección correcta de mejorar los flujos, facilitar el transporte terrestre y reducir los costos.