Trabajo informal en el Maule

Este informe deja en evidencia la realidad local respecto a las condiciones laborales de los maulinos. No todo lo que brilla es oro.

02 Febrero 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

La Dirección Regional del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer este miércoles, además del desempleo que llegó al 5,6% durante el trimestre octubre-diciembre, el índice de trabajo informal en el Maule. Un informe muy esperado porque es una nueva medición que permite saber la cantidad de personas que laboran sin un contrato escrito, sin registro en el Sistema de Impuestos Internos (SII), sin acceso a seguridad social y goce de prestaciones.
Estos datos entregados por el INE, también para el mismo trimestre y que son parte de un convenio con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), revela una dura realidad local, porque si bien hay empleo, las condiciones son las que preocupan. De 498.650 ocupados, 173.850 se hallan en situación de informalidad, que comprende faltas a los derechos y deberes establecidos en el Código del Trabajo, como contrato escrito y todos los anteriormente señalados.
Es decir, el trimestre móvil reportó un 34,9% de ocupados informales, lo que supera la referencia nacional de 30,0%.
Tal como lo señaló el director regional del trabajo Darko Tapia, se trata de “una realidad deplorable en las relaciones laborales”, por eso una de las estrategias planteadas desde el INE, para disminuir el índice de informalidad es “fortalecer el rol de la Dirección del Trabajo”.
Este informe deja en evidencia la realidad local respecto a las condiciones laborales de los maulinos. No todo lo que brilla es oro.
Ahora será importante disminuir el índice de informalidad, Tapia comentó que: “La presencia de fiscalizadores no se corresponde a estos números. Por tanto, como servicio tenemos que buscar medidas que nos permitan bajar esta cifra”.
El nivel de informalidad tiene que ver con la preparación profesional de la región, como ocurre en el ámbito agrícola. Si bien es cierto, para las autoridades aquí hay un desafío. También tiene que mejorar la situación de miles de trabajadores maulinos que están en importantes empresas e instituciones y que llevan años sin un contrato. Por eso el tema es transversal, lo destacable es que por fin se están dando a conocer estas cifras y sin duda, ayudará a cambiar una situación que todos conocen y critican, pero no se hace nada. Esperemos que este tipo de estadísticas, que recién comienza a recoger el INE, repercuta fuerte. Muchos maulinos se merecen una mejor calidad de vida.