Transparencia activa

Desde el año 2008 se han presentado 840 mil solicitudes

29 Agosto 2018   14   Editorial   Gustavo Alvarado

El viernes pasado se celebraron los diez años de la entrada en vigor de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, norma que ha contribuido de gran forma a abrir los espacios hasta entonces privados entregando luces sobre la gestión pública y empoderando a la ciudadanía que ahora tiene conciencia del poder fiscalizador que tiene sobre sus autoridades.
Así, por ejemplo, se han destapado malas prácticas como médicos que no cumplen sus horarios en la salud pública, autoridades que se hacen pasar por indigentes para obtener beneficios, concejales costeando del Estado viajes inadecuados o el arreglo, entre gallos y medianoche, del sueldo de funcionarios prontos a jubilar, para aumentar sus pensiones.
Desde el año 2008 se han presentado 840 mil solicitudes aproximadamente. Sólo el año 2017 se realizaron más de 168 mil solicitudes de información a organismos públicos a través del Portal de Transparencia del Estado. Otros miles se han realizado fuera del portal.
Sin embargo, el presidente del Consejo para la Transparencia, Marcelo Drago, apuntó que “sabemos que los avances conseguidos en materia de rendición de cuentas e información pública, aunque contundentes, no han bastado para generar mayor confianza entre nuestros compatriotas y de ellos con sus representantes, autoridades e instituciones”.
Frente a ello, el Presidente Sebastián Piñera firmó el Proyecto de Ley de Transparencia y Probidad, que amplía el acceso a información de organismos públicos y fortalece la institucionalidad.
“Contiene perfeccionamientos a la Ley de Transparencia actual, a la luz de la experiencia de los últimos 10 años, a la luz de la aplicación de esa ley y de la jurisprudencia que ha emanado del Consejo para la Transparencia de los Tribunales de Justicia, por supuesto escuchando muy atentamente los planteamientos que nos han hecho los ciudadanos”, dijo el Mandatario.
La iniciativa amplía el ámbito de la exigencia de transparencia a nuevos organismos públicos como las corporaciones y asociaciones municipales, el Congreso Nacional, el Tribunal Constitucional, el Ministerio Público, la Contraloría General de la República, el Banco Central, el Servicio Electoral, el TRICEL y la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
En ese contexto, el Jefe de Estado recalcó el establecimiento de un nuevo organismo que permita continuar con el desarrollo de la transparencia en la información pública: “El proyecto contempla la creación de una Comisión de Transparencia del Estado, a cargo de la Secretaría General de la Presidencia, encargada de generar y actualizar el Portal de Transparencia, que asegure a todos los ciudadanos un acceso rápido, simple y desformalizado a la información”.
Importante proyecto que amplía las instituciones que deben rendir cuentas a la ciudadanía. Así se construye una sociedad más democrática y abierta.