Traslado del comercio ambulante

Lo importante es que con estos profundos cambios, todos queden contentos y la ciudad se vea beneficiada

03 Febrero 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Esta semana hemos sido testigos del masivo traslado del comercio ambulante al Centro Regional de Comerciantes y Emprendedores (Crece) o popularmente conocido como “ Mall de los ambulantes”. El recinto ubicado en calle 1 Sur con 11 Oriente, abrió sus puertas el jueves, en una jornada que estuvo marcada por la tensión, ya que un porcentaje de estos no quería dejar sus puestos actuales por lo menos hasta el 31 de marzo, argumentando que Crece aún no estaba listo y en las condiciones necesarias para ocuparlo. Sin embargo, desde el municipio enfatizaron que está todo correcto con los permisos de edificación y que cumple con la normativa.
A pesar de que desde hace tiempo se había llegado a un acuerdo, durante las últimas semanas las conversaciones subieron de tono y surgieron algunas inquietudes, especialmente por parte de un grupo que no quería el traslado en febrero, incluso con acciones judiciales. No obstante, los plazos hubo que asumirlos y la fecha estipulada llegó.
Con banderas chilenas en mano, este grupo de ambulantes se agrupó en las afueras del edificio con la intención de impedir el derrumbe de los puestos instalados en la calle, pero con maquinaria pesada fue rápidamente despejado el sector.
Ya durante este viernes era posible ver calles con aspecto totalmente distinto, incluso varios ambulantes ya instalados en el centro comercial se alegraban de estar en las nuevas instalaciones e incluso sacaban cuentas alegres de estas primeras jornadas.
En definitiva, lo importante es que con estos profundos cambios, todos queden contentos y la ciudad se vea beneficiada.
También vienen otras modificaciones a corto plazo para la capital regional. En la calle 1 Sur, se va a hacer un recambio del mobiliario urbano, plantación de árboles, instalación de basureros, maceteros y mejoramiento de los kioskos de comerciantes suplementeros.
Esperemos que todas las medidas adoptadas por parte del municipio ayuden a tener una mejor ciudad de Talca y que sus habitantes, incluidos todos los comerciantes, también estén más cómodos y felices.