Traspaso de sitios eriazos

Utilizar convenientemente los espacios públicos resulta fundamental para el desarrollo

24 Mayo 2018   7   Editorial   Gustavo Alvarado

Un breve recorrido por diversas ciudades de nuestra región muestra una realidad que no por conocida es menos ominosa. Se trata de gran cantidad de sitios eriazos que se encuentra en los cascos históricos de muchas localidades y que tras el terremoto de 2010 han proliferado.
Se trata de verdaderos lunares que afean el entorno y, más grave aún, se constituyen en focos de delincuencia, basura, infecciones y otros problemas para la comunidad.
Hace pocos días el ministro de Vivienda y urbanismo adelantó que el Gobierno prepara un plan nacional justamente para rescatar las zonas centrales de las ciudades y otorgar algún tipo de subsidio u otro mecanismo para repoblar estos sectores mediante conjuntos habitacionales.
Esto, porque estas zonas tiene buena infraestructura y se encuentran cerca del comercio, establecimientos educacionales, dependencias fiscales y otros equipamientos comunitarios que hoy se están perdiendo o están siendo subutilizados.
En esta misma dirección, la Cámara de Diputados aprobó recientemente una resolución que pide al Presidente de la República instruir a los ministerios de Justicia y Derechos Humanos y Bienes Nacionales, con el objeto de gestionar el traspaso de sitios eriazos ubicados en la comuna de San Javier, Constitución, Curepto y Cauquenes a los respectivos municipios, disponiendo además el traslado de la cárcel de Talca.
Sobre la situación que acontece a esta última, el texto solicita instruir a las autoridades competentes a objeto de habilitar espacios y servicios públicos en los terrenos donde actualmente se emplaza la cárcel pública de la ciudad y que, en un plazo de tres años, será trasladada a otra zona de la comuna, para que de esta forma el antiguo terreno sea efectivamente utilizado constituyendo un espacio útil y productivo para la comunidad.
Los diputados expresaron que la necesidad de utilizar convenientemente los espacios públicos resulta fundamental para el desarrollo armónico de nuestras aldeas, pueblos y ciudades.
En este sentido, argumentaron que espacios sin utilización o subutilizados constituyen una manifestación de decadencia y mala organización territorial de tales zonas, situación que puede provocar nefastos efectos para una determinada comuna.
El documento fue presentado, entre otros, por los diputados Pablo Prieto e Ignacio Urrutia recibiendo un gran apoyo.
Se trata de una iniciativa que no solo debe ser aplicada en las mencionadas comunas, sino que debe extenderse a las restantes de la región de manera de iniciar un programa de rehabilitación de estos sitios eriazos de manera que esta acción comience a cambiar los rostros de las ciudades y a entregar una mejor calidad de vida a sus habitantes.