Trofeos de Rangers

Que este inconveniente sirva para que exista un mayor control, sobre todo de estos trofeos tan importantes para el club y para Talca.

16 Julio 2018   8   Editorial   Gustavo Alvarado

Lo ocurrido la semana pasada con dos copas de Rangers, es un hecho anecdótico pero también preocupante.
El club logró recuperar dos copas conseguidas el año 1988 y 1993 que intentaron ser vendidas a través de las redes sociales. Una situación que rápidamente encendió las alarmas, y el propietario Felipe Muñoz anunció de inmediato que iniciaría acciones judiciales mediante una denuncia en la PDI por el delito de receptación.
Afortunadamente, la situación se resolvió a la brevedad, la persona que las tenía impuso sus condiciones para la entrega de las copas, no sin antes aclarar que estas habían sido adquiridas mediante una compra en una feria de las pulgas, según declaró Marco Villaseca, coordinador deportivo de Rangers.
Es impresentable que ocurran hechos como estos, no se sabía de las fechas que estaban extraviadas las copas, ahora con la nueva administración, que este inconveniente sirva para que exista un mayor control, sobre todo de estos trofeos tan importantes para el club y para Talca.
Producto de lo sucedido se convocó a realizar un inventario de estos trofeos, los cuales son parte de la historia de Rangers, instando también a que de buena fe sean devueltos aquellos que aún se encuentren en manos ajenas.
El propietario Felipe Muñoz aclaró que terminada esta convocatoria de buena fe se hará una denuncia en la PDI indicando todos los trofeos copas o reconocimientos que le faltan a Rangers y que forman parte de su patrimonio. Medida sumamente importante para recuperar parte de la historia de este club, que producto de las crisis y cambios de dueños ha generado situaciones como estas.
Los trofeos representan la exitosa historia del club, de importantes trabajos, esfuerzos y exitosas campañas.
Esperemos que lo ocurrido esta vez , sea sólo algo anecdótico y para el recuerdo. Deseamos que aparezacan las copas que faltan y la atención se concentre en el fútbol de Rangers, no en situaciones que están fuera de la cancha y que opacan a esta institución que es tan querida y respetada por toda la comunidad talquina.