Una espera que se extiende

La toma de razón por parte de la Contraloría ha sido definida como “el último gran paso administrativo”, previo a la que será la entrega del terreno a la citada empresa, encargada de construir el nuevo hospital para Curicó

06 Septiembre 2016   4   Editorial   Gustavo Alvarado

“No nos colocamos un escenario distinto a agosto”, indicaba el director del hospital curicano, Jorge Canteros, a principios del mes recién pasado a este medio, tras ser consultado respecto a la colocación de la simbólica primera piedra del anhelado proyecto que permitirá que la provincia cabecera norte del Maule recupere su principal recinto asistencial.

 Tras el arribo del noveno mes del presente año, en definitiva, no hubo mayores novedades respecto a dicho proceso, el cual por estos días se encuentra en manos de la Contraloría. Para dar el siguiente paso, necesariamente aquel órgano debe entregar el visto bueno a la resolución que permitirá adjudicar el proyecto de construcción del nuevo Hospital de Curicó, obra mandatada por el Servicio de Salud del Maule (SSM) por un monto que supera los 204 mil millones de pesos.

Cabe recordar que a fines de junio pasado, el ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Arquitectura, ingresó a la Contraloría Regional del Maule los respectivos antecedentes para la denominada “toma de razón”, proceso que aún sigue en curso.

El contrato está siendo adjudicado a la empresa constructora Obrascón Huarte Lain S.A. (OHL S.A.), quien, en el caso de obtener una ratificación, dispondrá de un plazo para ejecutar las faenas de mil 460 días corridos. El futuro recinto asistencial, que se ubicará en un sitio frente al kilómetro 188 de la Ruta Cinco Sur, a pocos metros de la denominada entrada norte a la ciudad, contempla una serie de características que fueron pensadas considerando que se tratará de un hospital de tipo “provincial”.

La toma de razón por parte de la Contraloría ha sido definida como “el último gran paso administrativo”, previo a la que será la entrega del terreno a la citada empresa, encargada de construir el nuevo hospital para Curicó. Diecisiete cajas de expedientes y más de mil planos, con sus respectivas especificaciones técnicas, deben ser revisados por el organismo fiscalizador.

“Nosotros esperábamos que esto se hubiese demorado mucho menos por la urgencia administrativa que se presentó. Respecto a lo que se está demorando, nosotros no podemos hacer absolutamente nada, escapa de nuestras manos”, reconoció de antemano, el diputado Roberto León, también a este medio, respecto a cómo se ha dado el proceso que a estas alturas sigue bajo la tutela de la Contraloría.

¿Cuánto más deberá seguir esperando la comunidad de la provincia de Curicó por el que será su futuro hospital? No son pocos los que piensan que, al igual que en otras iniciativas, la denominada “burocracia” ha vuelto a hacer de las suyas.