Universidad en Linares

Ahora el desafío es modernizar los alrededores del recinto y definir todo el tema tránsito. Temas cien por ciento de responsabilidad local.

27 Agosto 2016   7   Editorial   Gustavo Alvarado

Debieron pasar décadas y décadas para que la ciudad de Linares y el Maule sur pudieran materializar una de sus aspiraciones más importantes e históricas, es decir, un campus universitario.

Lo del lunes recién pasado resultó sencillamente paradójico y a no ser por la preocupación de los medios de comunicación, lo que se vivía en el área oriente de la Villa de San Ambrosio habría pasado prácticamente desapercibido.

Alejados de las luces, las cámaras de televisión y todo el espectro político un puñado de docentes y administrativos,  y alrededor de 300 jóvenes, comenzaban  a ocupar las modernas instalaciones construidas para el funcionamiento de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Talca.

Un proyecto en que se abrazaron cientos de voluntades y se depusieron, felizmente, todo tipo de intereses políticos. La desgracia del mega terremoto de 2010, que destruyó la imponente iglesia Salesianos, trajo consigo la venta de un terreno por parte de la Congregación Religiosa a la Universidad de Talca. Los dineros se usaron para la reconstrucción del templo. En forma paralela el Gobierno Regional a través del FNDR aprobó los siete mil millones de pesos para levantar el recinto académico.

Es increíble, pero todavía hay linarenses que no creen y se muestran dudosos ante la gigantesca construcción de calle María Auxiliadora y que suma  salas y laboratorios, biblioteca, salón auditorio, oficinas, gimnasio, cancha de fútbol y rugby, patios y estacionamientos. Lo anterior tiene una explicación simple. Fueron decenas los candidatos a Presidente, Senador, diputado y alcalde que prometieron una Universidad para Linares.

Hoy la principal ciudad del Maule sur tiene un campus académico para reunir a mil 700 estudiantes y cobijar distintas aspiraciones. Habrá carreras técnicas y planes vespertinos. A eso se sumara una gama de diplomados, magister y doctorados, y todo el tema cultural y educacional. También los jóvenes se mueven para crear la Federación de Estudiantes. Se viene, por fin, un movido ambiente universitario.

Hay que recordar que la materialización de esta inversión bordeó aproximadamente los tres años, obligando a los alumnos a estudiar en dependencias del liceo “Diego Portales”,  facilitado por las autoridades comunales.

Alegría,  felicidad y satisfacción hay en los estudiantes de la UTAL Linares. “Estamos muy contentos. Ser los primeros en usar estas dependencias nos llena de orgullo y es todo un desafío. Las instalaciones están excelentes”, comentó Mario González.

El alumno de fruticultura Hans Bustamante dijo que ahora vienen nuevos desafíos. “Estábamos conversando con los compañeros para iniciar la formación de la federación de estudiantes. Son dependencias de lujo y esperamos que esto vaya creciendo”, dijo el oriundo de San Javier.

En tanto, Javier Parada reconoció que en varias ocasiones visitó la construcción de las obras. “Este es un gran impulso para Linares. Muchas veces vine a ver las obras. Nos faltaba calefacción, teníamos que compartir los baños con los alumnos del liceo. No había ambiente universitario. Ahora podemos compartir con estudiantes de otras carreras y las dependencias están impecables. Muy felices”, añadió el linarense.

Se espera, en octubre, que sea la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, quien inaugure las obras y corte la cinta tricolor en forma oficial. Ahora el desafío es modernizar los alrededores del recinto y definir todo el tema tránsito. Temas cien por ciento de responsabilidad local.