Urbanismo: desafío de las ciudades

Hoy tenemos un amplio crecimiento hacia el sector oriente de Talca, porque el sector surponiente ya colapsó.

08 Noviembre 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

En la presente jornada se conmemora el Día Mundial del Urbanismo. Este es un día consagrado para reconocer y promover el papel de la planificación en la creación y manejo de comunidades urbanas sostenibles con el marco del ordenamiento regional al que pertenecen.
Es por esto que el Día Mundial del Urbanismo presenta una oportunidad para contemplar la planificación desde una perspectiva global, ya que se trata de un evento que apela a la conciencia de los ciudadanos y las autoridades públicas y llama la atención hacia el impacto ambiental que produce el desarrollo de ciudades y territorios.
Es la instancia para mirar cómo lo estamos haciendo en nuestras propias ciudades y la manera en que hemos sido capaces de enfrentar el desafío del crecimiento y desarrollo de las urbes que habitamos.
En el caso de Talca, el despoblamiento del casco céntrico, agudizado tras el terremoto de 2010, supone que se deban hacer esfuerzos por realizar una redensificación de esta zona. Esto sin duda reduciría el uso de vehículos para el desplazamiento hacia el centro, se ocuparían espacios públicos hoy sub-utilizados, se mejoraría la calidad de vida de muchos habitantes por tener un acceso más cercano a los servicios básicos, entre otros beneficios.
Sin embargo, el urbanismo también implica mirar el crecimiento de las ciudades de manera armónica, integrada, evitando las segregaciones y promoviendo estilos de convivencia más amigables. Hoy tenemos un amplio crecimiento hacia el sector oriente de Talca, porque el sector surponiente ya colapsó, comiéndose parte del límite norte de la comuna de Maule. La zona oriente hoy evidencian los problemas de un desarrollo a pulso, más que algo planificado. Los “cuellos de botella” viales y la falta de servicios básicos son un dolor de cabeza para quienes optaron por residir en dicho sector. Esfuerzos por ir supliendo aquello se están haciendo, pero en su mayoría son por iniciativa privada, más que por una planificación pública.
Muchas veces se escucha el concepto de tener ciudades “a escala humana”, concepto que involucra el enfoque para hacer de las ciudades lugares que sean más habitables y seguros para las personas. La interrogante, entonces, es si nuestras ciudades en el Maule son más habitables y seguras.