Uso de bolsas plásticas

Lo que se busca es crear conciencia y aplicar sanciones de los juzgados de policía local a quienes no cumplan con la prohibición.

31 Diciembre 2017   9   Editorial   Gustavo Alvarado

El pasado viernes, desde el municipio talquino se puso en marcha la segunda etapa del proyecto de reducción del uso de bolsas plásticas en la capital maulina. Esto implica fechas concretas, a partir de las cuales, los establecimientos comerciales entregarán un número limitado de estos elementos, fomentándose así la utilización de bolsas reutilizables. En esto están también otras comunas de la región, sumándose a iniciativas que contribuyen con el medio ambiente.
Además, se encuentra en el Congreso el proyecto que desincentiva el uso de las bolsas plásticas en las comunas costeras. Es así, como el viernes 29 -en la Comisión de Medio Ambiente del Senado- se aprobó la moción que regula el uso de plásticos desechables de un solo uso en comunas costeras, facultándose al resto de los municipios para que imite la iniciativa.
El presidente de la instancia parlamentaria señaló que va a ver una prohibición de, por ejemplo, los supermercados, de entregar bolsas plásticas que no sean biodegradables, entendiéndose que estas generan un tremendo impacto al medio ambiente. Cabe señalar que el 40% va a los vertederos y más de un 30% van a los océanos, y se estima que el 20% de los peces consumen plásticos.
En tanto, durante la sesión de la Comisión, representantes de la Asociación de Industriales del Plástico indicaron que, a su juicio, “las prohibiciones no son ventajosas desde el punto de vista medio ambiental, por sobre las regulaciones eficientes, porque se pueden generar externalidades negativas, como por ejemplo, mayor contaminación cruzada en sectores urbanos de alta densidad, porque la gente bota la basura de sus casas en bolsas del comercio, de supermercados”.
Además, los representantes del sector indicaron que se debe hacer una distinción entre las bolsas que tienen un solo uso y las que tienen más. En este sentido, llamaron a considerar la certificación internacional. Esto es un claro y evidente intento por defender el interés del sector, más que de la lógica de la preservación y apoyo a las medidas que van en beneficio del medio ambiente.
Por su parte, la autoridad ministerial, Marcelo Mena, dejó en claro que en la actualidad hay un sobreconsumo de plástico que causa daño a los ecosistemas, por eso es necesario prohibir las bolsas en las ciudades costeras y facultar a los municipios a prohibirlas en el resto de Chile.
En concreto, lo que se busca con esto es crear conciencia y poder aplicar sanciones de parte de los juzgados de policía locales a quienes no cumplan con la prohibición.
El proyecto ahora deberá ser analizado por la Sala y ya se avanzó en que la puesta en marcha será gradual, para evitar problemas en las comunas.