Uso de las sillas para niños

No está de más recordar que la normativa indica que los niños deben circular en el asiento trasero hasta los 12 años y que el uso de la silla infantil es obligatorio hasta los nueve años de edad.

26 Abril   53   Editorial   Gustavo Alvarado

La Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones de la Región del Maule entregó un reporte con cifras sobre la implementación y funcionamiento de la ley que obliga el uso de sistemas de retención infantil en los vehículos, o bien dicho más coloquialmente, el uso de sillas infantiles.
Ya van tres años desde que se puso en marcha el cuerpo legal y es hora de hacer un pequeño balance de su efectividad.
Según datos aportados por la Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito (Conaset), dependiente del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, solo el 49% de los conductores hace uso regularmente de los sistemas de retención infantil. Una cifra baja, que da cuenta del nivel de irresponsabilidad de los conductores a la hora de proteger la vida de los más pequeños del hogar.
Aun así, en la Región del Maule, de los cuatro niños fallecidos en siniestros de tránsito durante 2015, la cifra fatal disminuyó a dos en 2016 y 2017.
Es cierto que a tres años de la entrada en vigencia de la normativa que inicialmente prohibió el traslado de menores de 12 años en el asiento delantero y estableció la obligatoriedad del uso de sistemas de retención infantil hasta los nueve años de edad, la región ha registrado una importante disminución en la mortalidad de menores implicados en accidentes de tránsito. Esto lleva a que la autoridad local de dicho ministerio haga un balance positivo, pero todavía falta trabajar más profundamente para lograr un cambio cultural completo. Esto, amparado en las cifras de Conaset, mencionadas anteriormente, donde menos de la mitad de los conductores hace uso de los sistemas de retención infantil.
Carlos Palacios, seremi de Transportes y Telecomunicaciones, hace bien al señalar que “deja tarea pendiente a los padres, ya que son los propios niños quienes están muy atentos al cumplimiento de la ley de tránsito y se lo hacen saber a sus padres cada vez que suben al vehículo”.
En esto, también es fundamental el trabajo de fiscalización y control de parte de Carabineros y de la Unidad de Fiscalización del Ministerio de Transportes.
No está de más recordar que la normativa indica que los niños deben circular en el asiento trasero hasta los 12 años y que el uso de la silla infantil es obligatorio hasta los nueve años de edad.