Voluntad de no ser donantes de órganos

Si no hacen el trámite, automáticamente se les considerará donantes.

26 Diciembre 2018   11   Editorial   Gustavo Alvarado

En múltiples campañas y ocasiones, se ha dejado en claro la falta de donantes de órganos para la realización de los trasplantes necesarios para salvar vidas en riesgo.
Por ello, se ha hecho hincapié en establecer, mediante mecanismos legales, mejores condiciones para que la ciudadanía sea incentivada a manifestar la voluntad de ser donantes.
Por ello, en el Congreso se tramitan modificaciones a la ley, siendo uno de los últimos pasos dados la ampliación del plazo para expresar voluntad de no ser donante.
Así, hasta cuatro años tendrán como plazo las personas que decidan declarar su intención de no ser donantes para materializar esa voluntad ante notario, el registro civil o el funcionario que asiste en la renovación de carné de identidad o licencia de conducir.
Esto fue acordado en las comisiones unidas de Hacienda y Salud, respecto al proyecto que complementa la ley sobre Trasplante y Donación de Órganos que cursa su primer trámite.
Cabe recordar que la norma busca aumentar el número de donantes de órganos, luego de la baja registrada en los últimos años. Hoy todos somos considerados donantes y los que no quieren serlo deben expresar esa voluntad, sin embargo, en muchas ocasiones esa intención se materializa de manera tácita y no razonada.
El proyecto establece que aquellos que no quieren ser donantes -4 millones en la actualidad- deberán reafirmarlo ante un notario o en el Registro Civil y de Identificación en un plazo de 6 meses. Si no hacen el trámite, automáticamente se les considerará donantes. Sin embargo, cuando la norma se discutía en Sala, algunos legisladores hicieron ver que esto era un retroceso y que se debía estudiar el citado lapso.
El pasado martes 11 de diciembre, se reunieron los integrantes de las comisiones de Hacienda y Salud acordando que el plazo se extiende a cuatro años y se permitirá que la expresión de esa voluntad también pueda realizarse ante un funcionario del Registro Civil cuando se renueve el carné de identidad o cuando se haga el mismo procedimiento en la Dirección de Tránsito con la licencia de conducir.
Ahora esta decisión deberá ser estudiada por la Sala, donde los senadores de las citadas comisiones unidas explicarán sus alcances. Si se respalda, el proyecto pasa a segundo trámite a la Cámara Baja.