Volver a viajar en tren

Es muy importante que EFE tome medidas concretas y a corto plazo para potenciar nuevamente el tren

24 Septiembre 2018   11   Editorial   Gustavo Alvarado

Por décadas los talquinos han sido fieles usuarios del tren. Un servicio que con el paso del tiempo ha desencantado a muchos maulinos. Los altos valores de los pasajes, pocos servicios, y la comodidad muy diferente si la comparamos con los vagones de anchos asientos que ofrecía el antiguo salón, fueron algunos de los motivos que apagaron la necesidad de viajar en este medio de transporte. A eso hay que sumar la modernización de buses que se convirtió en la gran alternativa para trasladarse por ejemplo a Santiago.
Pese a todo, Talca es una ciudad que se identifica con el tren, hay nostalgia y deseos por volver a utilizarlo de manera más seguida.
La caída en la venta de boletos para el tramo Santiago-Chillán es considerable. Según cifras de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) el 2017 se registraron 223 mil usuarios, lejos de los 600 mil durante el 2009.
La buena noticia está relacionada con la transformación de este servicio ya que el gobierno proyecta el Sistema de Transporte del Tercer Milenio, lo que permitiría EFE ampliar la frecuencia hasta 10 servicios por día (actualmente hay solo dos). Se mejorarán los tiempos, incorporación de servicios expreso y regular. Además, la semana pasada y para revertir la fuerte caída de usuarios activó el proceso de contratación de estudio de demanda que debiera estar listo el próximo año, según informó diario El Mercurio.
La conectividad es un tema clave, es muy importante que EFE tome medidas concretas y a corto plazo para potenciar nuevamente el tren. Talca, la Región del Maule y todo el país se merece un servicio de nivel. Debe retomar el protagonismo que tuvo durante muchos años.
Es cosa de mirar el desarrollo de este transporte en otros países y es envidiable. Chile se merece algo mucho mejor en esta materia, la gente lo pide y es necesario.
Ya se han remodelado estaciones gravemente dañadas por el terremoto del 2010, la de Talca es el mejor ejemplo, por eso este emblemático lugar de la capital regional merece estar mucho más activo, como en el siglo pasado. Esperemos que con las medidas a tomar la magia de viajar en tren renazca y no se pierda nunca.