Jueves, 23 de Mayo de 2019
Marco de recursos se aproxima a los 80 mil millones de pesos

75% del presupuesto 2019 de la región será para obras de arrastre

Con la premisa de ejecutar una alta inversión para el primer trimestre del venidero año, Eduardo Jara, jefe de la División de Presupuesto del Gobierno del Maule, destacó los hitos y desafíos respecto al erario regional.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Diciembre 2018

TALCA.- En cifras monetarias, 80 mil millones de pesos será el marco presupuestario para el año 2019 en la Región del Maule. A detalle, y según lo precisado por el jefe de la División de Presupuesto del Gobierno Regional, Eduardo Jara, se proyecta un gasto dividido que contempla 60 mil millones de pesos en cartera de arrastre, es decir, iniciativas que ya están siendo ejecutadas; 10 mil millones de pesos para proyectos nuevos no contratados (en trámite administrativo); y 10 mil millones de pesos de libre disposición, esto es, para aprobación y ejecución dentro del mismo año.


Según recalcó el profesional, al asumir en el Gobierno Regional, hubo en primer término una baja ejecución presupuestaria. Contó que, en marzo de aquel entonces, se había desarrollado solamente el 4,2% del presupuesto en dos meses, es decir, enero y febrero.
En índices actualizados, hasta el lunes 24 de diciembre, se alcanzó el porcentaje de 84,2% de ejecución presupuestaria, y el restante, es decir, 15,8%, terminará de ser ejecutado en los próximos días para llegar al 100%.


La inversión mensual de 2018 correspondiente a diciembre sería de unos 11 mil 526 millones de pesos y será destinado a grandes rasgos en carteras de Gobierno como Obras Públicas, en asfaltado; Vivienda y Urbanismo; así como la Dirección de Arquitectura, en obras de mayor inversión como el Estadio Fiscal de Talca.


“Suele concentrarse gran parte de la inversión en diciembre, porque tú vienes saliendo de un invierno y hay muchas obras que se paralizan para la fecha, y otros proyectos que van mes a mes acumulando retrasos que deben hacerse efectivos sí o sí en diciembre y hay cierto grado de normalidad que en el último mes del año sea el de mayor gasto en el año”, explicó Jara.
Recordemos también, que el marco presupuestario para el 2018 a nivel regional fue de 74 mil 739 millones de pesos, por lo que el jefe de la División de Presupuesto del Gobierno del Maule recalcó que “tenemos un desafío bastante grande porque se nos ha aumentado en más de 4 mil millones de pesos el presupuesto”.


CARTERA DE ARRASTRE
Un aspecto que rige el marco presupuestario, son los proyectos de arrastre, estas son, iniciativas que se fueron aprobadas por el Consejo Regional, bien sea en 2017 o 2018, y que ya están ejecutándose, así como otros que no han partido debido a procesos de licitación.
En este sentido, Jara explicó que el presupuesto se compone de diversos ítems, como por ejemplo, el caso Subtítulo 31, el cual tiene que ver con los proyectos de mayor inversión y allí los que destacan principalmente serían el paso nivel de la calle 6 Sur, el cual tiene una inversión cercana a los 2 mil 500 millones de pesos. A este se suma la Avenida Lircay, que tiene programado 4 mil 800 millones de pesos para el próximo año.


Junto con ellos, el mejoramiento de caminos básicos en la región, que tienen programado aproximadamente 8 mil millones de pesos el próximo año en proyectos de arrastre; el término de los campamentos invernales que se están construyendo en la Ruta CH-115 del Paso Pehuenche, obras que tienen programadas 1.600 millones de pesos; el Cesfam de Yerbas Buenas, que tiene asignado 2 mil 500 millones de pesos; y la Biblioteca de Linares, que tiene programado 1.500 millones de pesos; entre otras obras.


Asimismo, el marco presupuestario se regirá por una segunda categoría de proyectos más grandes, los cuales corresponden a iniciativas de saneamiento sanitario, como por ejemplo alcantarillados.
Dichas obras, que según Jara sufren diversas modificaciones en el camino y por ello la postergación, serían “el de Putagán, de Villa Alegre, que están paralizados o llegamos nosotros este año al Gobierno encontrándonos esta cartera de proyectos paralizados por algún inconveniente. Lo mismo sucede con alcantarillado en Sagrada Familia, que es de los Quillayes, y esperamos que se empiecen a ejecutar en 2019. Sumamos otro en San Rafael, Pencahue, San Clemente y en Huilquilemu. Entre toda esa batería de proyectos debiéramos llegar a una inversión cercana a los 3 mil millones de pesos”.

 

PROYECTOS NUEVOS NO CONTRATADOS
Otro de los aspectos que componen el erario público regional, son los proyectos nuevos no contratados para el 2019, cuyo un orden monetario es de 20 mil millones de pesos. Sin embargo, se estima que el gasto efectivo del mismo no sea mayor del 50%, es decir, 10 mil millones de pesos, por “el componente de incertidumbre” que caracteriza estas iniciativas, ya que por temas administrativos demoran en iniciar.
Agregó que hay otros proyectos, como el Cesfam de Pencahue, “que estamos a punto de adjudicar”. Otras iniciativas de alcantarillado también como es el caso de Iloca (Licantén), “que es un proyecto grande de alrededor de 5 mil millones de pesos, pero que en la fase inicial de 2019 tendrá una inversión más baja, de 500 millones de pesos, es quizá el proyecto más grande que vamos a tener en materia de saneamiento sanitario en la región”.


En esta línea, destacó también que “de proyectos destacados, podemos hablar en patrimonio, por ejemplo, del intento de rescatar el proyecto de la Intendencia, que producto de su complejidad debiéramos estar tramitando todo el primer semestre la licitación y quizá esperar el inicio de obras el segundo semestre finalizándolo. Lo mismo con el Teatro de Constitución, que también es otro proyecto patrimonial pendiente de reconstrucción principalmente”, dijo el profesional.

Anaís Duque

Volver