Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Loyda Aros, dirigente de Los Aromos:

“A los que llegan alterados les digo que cuenten hasta 10 porque yo estoy pasando por lo mismo”

En este poblado muchas familias decidieron quedarse en los restos de lo que fueron sus casas. A dos semanas de la tragedia hay un ambiente de intranquilidad por la demora en la entrega de los bonos, y porque se sienten postergados ante la prioridad, que perciben, se ha dado a Santa Olga

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Febrero 2017

TALCA.- En Los Aromos los ánimos están algo caldeados. Loyda Aros, dirigente vecinal, cuenta que por la cantidad de gente que quiso quedarse en los restos de sus casas, los baños y duchas que se instalaron colapsan, y por ahí empiezan los roces entre los vecinos.

Cuenta que también ha habido demora en la entrega de los Bonos tanto de Enseres como de Arriendo. Lo que es otro motivo para el mal humor.

No ha sido fácil este tiempo posterior a la tragedia que dejó a este pueblo de unas 500 personas sin sus hogares. Y si en Santa Olga al menos el retén y una casa se salvaron, aquí, nada.

“Si usted se pone a pensar, igual son hartos días desde que fue el incendio a la fecha. Las autoridades me dicen que hay que esperar, que se está viendo todo, pero no sé en qué sentido, ni cómo se está viendo todo porque al final yo me pregunto cómo explicarle a la gente, porque una es la que da la cara. Entonces lo único que yo los consuelo es ‘oye, yo también ando para arriba y para abajo, ando con mi plata, no me ha llegado el bono (de enseres) tampoco, entonces estoy igual que ti. Y recuerda cuando están alterados contar hasta diez, porque yo estoy pasando lo mismo que tú\'. Y ahí como que se les baja un poco el humo, y a las finales terminan llorando, abrazándome”, relata, dando cuenta de las emociones a flor de piel.

 

¿POR QUÉ SE QUEDAN?

Los Bonos de Arrendamiento y de Enseres se depositan en la Cuenta Rut. Quienes no tienen o a quienes no les ha llegado deben acercarse a los dispositivos que el Gobierno ha dispuesto para solucionar su situación.

Pese a ello, no hay mucha intención aún de poder hacer uso del dinero para arriendo en muchos de estos vecinos. Se ven allí pasando el tiempo en los espacios donde quedaron parados unos muros tiznados, con unos espacios de sombra improvisados con mallas raschel, en medio del polvo que se levanta con el viento.

“Se nos dijo que terminando de urbanizar en Santa Olga iban a trabajar en Los Aromos, entonces por eso la gente todavía está en Los Aromos. Una vez que nos avisen, supuestamente todos los que están ahí van a salir”, explica la dirigente. Cuenta que solo unas tres familias le han dicho que no se moverán, pero ella piensa que igual tendrán que hacerlo, “porque al final todos queremos algo bonito, no como estábamos viviendo”.

“También hay que pensar que en los albergues igual hay harta gente. A los albergues han llegado muchas personas porque en Constitución fueron afectados no solo Santa Olga y Los Aromos, sino también por el otro lado del río, entonces es mucha gente la damnificada”, explica.

 

LOS AROMOS Y

SANTA OLGA

En medio de la inquietud que ronda a los vecinos, Loyda también reconoce que surgen las comparaciones con sus vecinos de enfrente, el pueblo de Santa Olga. “Igual vemos que Santa Olga avanza más rápido que nosotros. Entiendo a la gente de los Aromos que de repente está inconforme, pero es por lo mismo, porque Desafío Levantemos Chile dijo de un principio que ellos levantaban Santa Olga, entonces por eso a lo mejor se están moviendo más rápido”.

De todas formas, la dirigente no se queda en las quejas. “El viernes 17 tenemos reunión con la ministra (de Vivienda) y tengo todo esto anotado para ya empezar con lo definitivo, porque está pasando el tiempo, va a llegar el tiempo de las lluvias y se nos va a complicar, porque van a haber veces en que no se va a poder trabajar tampoco”.

Volver

Comentarios