Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Ayer en Curicó

A puertas cerradas sacerdotes sostuvieron cónclave con Obispo Valenzuela

Hermetismo tras el encuentro en que incluso el líder de la iglesia católica regional se escabulló para no hablar con los medios de comunicación.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Mayo 2018

CURICÓ.- En el edificio que alberga al Seminario San Pablo de Rauquén, en esta ciudad, y a puertas cerradas, se desarrolló ayer el cónclave citado por el Obispo de la diócesis de Talca y Curicó, Monseñor Horacio Valenzuela, encuentro al que asistieron los principales sacerdotes párrocos de la zona para supuestamente abordar el complejo momento por el que cruza la Iglesia Católica ante los ojos de Chile y el mundo.


A la casona de la avenida Rauquen de Curicó, en que antiguamente se formaba a los futuros sacerdotes, uno a uno fueron arribando los curas especialmente de esta provincia y de Talca. De la reunión que se prolongó por cerca de 2 horas oficialmente no se entregaron antecedentes, solo que había sido encabezada por Monseñor Valenzuela, y que había abordado temas relacionados con su encuentro con el Papá Francisco.

 

HERMETISMO
De hecho con el hermetismo con que se realizó la reunión, de la misma forma salieron en sus vehículos los integrantes de la curia local, algunos de ellos ni siquiera bajando el vidrio de las ventanillas, entre ellos el Obispo que se escabulló entre el resto de móviles, lo que en todo caso llamó la atención, ya que se pensaba que el líder regional de los católicos entregaría un mensaje de tranquilidad, ante el momento por el que cruza la iglesia.
A la salida, solo algunos de los prelados conversaron con diario El Centro, entre ellos el párroco Pepe Abarza, de Curicó, quien dijo que estaba el “obispo Horacio que nos habló un poco de lo que abordaron en Roma con el Papa, ha sido un poco de resonancia del documento aquel que ellos estuvieron revisando, y colocar todo en las manos de Dios”, añadiendo que se reconoce que hay crisis, lo que se traduce en “una oportunidad de crecer”.

 

HORRIBLES
Sostuvo que han sido momentos “horribles, dolorosos, con vergüenza, en fin que creo es importante limpiar”. Ello fue refrendado por el vicario de Talca, Padre Mario Molina, quien dijo “que el obispo quería informarnos de lo que había pasado en Roma, sobre el Documento Blanco, en que el Papa nos plantea que en Chile había una iglesia profética la que se acabó, lo que es gravísimo para nosotros”.
Por su parte el Sacerdote Luis Alarcón precisó que también se abordó la renuncia presentada por los obispos ante el Santo Padre, indicando “que será el Papa quien dirá, el Papa tendrá que decir en su momento, y por eso es que estamos todos a la expectativa”, lo que fue complementado por el Padre Cristian Avendaño, que el Obispo Valenzuela está “tranquilo con esa disposición que tiene el pastor ante lo que el Santo Padre le pueda pedir”.

Mauricio Poblete

Volver

Comentarios