Martes, 17 de Octubre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Candidato presidencial del mundo cristiano

Abraham Larrondo plantea plebiscito para definir legislación de temas valóricos

El Partido Cristiano Ciudadano (PACC), en proceso de constitución, respalda su candidatura

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Agosto 2017

TALCA.- Tras la decisión del mundo cristiano de apostar por espacios en la política, el Partido Cristiano Ciudadano (PACC) realiza su última fase constitutiva con la búsqueda de los militantes mínimos por región.

La aspiración del partido es lograr más de mil militantes en tres regiones, para así poder nombrar candidatos a parlamentarios y CORE. Además, lograr una cifra superior a 35 mil militantes para presentar candidatura presidencial.

Así lo explicó, Abraham Larrondo, el candidato presidencial del partido, quien visitó la región del Maule para dar a conocer sus propuestas políticas.

 

-¿Qué diferencia su candidatura de otras candidaturas? ¿Qué opción representa?

“En Chile, nos quedamos en dos vacíos. En un vacío que se refiere al mundo cristiano en general. Cuando la Democracia Cristiana se desmarcó de los temas valóricos y pusieron una candidata a favor del aborto dejaron vacío el espacio para el mundo cristiano.

Ese es un vacío que las iglesias tanto católica como evangélica y las personas de pensamiento cristiano libre, que tienen otro concepto valórico, simplemente dijeron que no y quedaron sin opción.

Pero también, el hecho de que se polarizara la política entre una izquierda muy anticristiana y una derecha en cierta medida indiferente al mundo cristiano generó una polarización que dejó vacío el centro político.

Y eso, abrió el espacio a que el mundo cristiano emerja en este período, para levantar un partido político, un proyecto de candidatura parlamentaria y presidencial y una permanente influencia en los distintos niveles políticos del país”

 

-¿Cómo plantearía su candidatura ante las personas del mundo no cristiano?

“Yo soy un candidato que emerge en el mundo cristiano, pero no venimos con una posición religiosa, venimos con una posición de principios.

Y por supuesto que gente que no tenga una posición religiosa va a encontrar en nosotros principios y valores que son familiares, culturales. Y vamos a gobernar para la nación no para una religión en particular.

La ciudadanía está diciendo que necesita una alternativa distinta. Hoy día más del 70% de la población no va a votar.  Y no va porque se siente totalmente ajena a las decisiones que se están tomando”

 

-Desde su visión, ¿cómo en un eventual gobierno abordaría temas en discusión actual como el aborto y la diversidad?

“Hoy día en Chile estamos perdiendo esa batalla porque en la mayoría parlamentaria y en la mayoría del Gobierno sí han ido sistemáticamente instalando esos temas como temas de ciudadanía.

La realidad es que la ciudadanía no piensa lo mismo que la cúpula política, no hay mayoría ciudadana que apoye el aborto, el matrimonio homosexual o la ideología de género. Pero sí hay una mayoría política que engañó a Chile y lo puso en una situación contraria a sus principios de vida y tradición.

Y claro, es probable que logren llegar al próximo año con algunos proyectos aprobados. Y lo que vamos a hacer nosotros en una eventual presidencia es pedir que Chile vaya a un plebiscito ciudadano y se ponga a la ciudadanía la información suficiente para que vote.

Es el único recurso para poder derrotar toda esta instalación de principios y valores que no son nuestros como chilenos, para que se defina cuál es el perfil filosófico de hombre y sociedad que vamos a conducir”

 

-Además de los principios valóricos, ¿qué otros temas definen sus propuestas?

“Tenemos una agenda política, económica, en salud, educación, cultural, ecológica. Tenemos todas las agendas para gobernar la nación no solamente es un tema valórico.

La gente hoy día nos escucha con más regularidad hablar del tema de los valores porque es un tema muy sensible y contingente. Pero hay otros temas también como el crecimiento económico que nos está causando mucho daño en términos de desarrollo social, inversión económica y además nos está generando corrupción.

Si no ponemos personas con principios, con valores, íntegros, nuestra nación va en un curso equivocado. Nadie invierte en un país de dudosa calidad ética”.

 

-Tras su visita a la región del Maule, ¿qué rumbo le daría?, ¿cuáles son sus propuesta para la región?

“Yo vengo conociendo el tema regional desde la década de los 80\' y lo que me preocupa que todo este tema de regionalización siga siendo un tema teórico y lirico.

La realidad en la propuesta regional está en la toma de decisiones. Está en realmente decir vamos a elegir un ministro de Educación, pero que va a ser un ministro que tenga como prioridad las regiones, no un ministro que se quede en Santiago.

Yo quiero proponer algo en las regiones basado en hechos concretos. Eso es lo que falta, no faltan propuestas, las decisiones son las que importan.

Esta zona donde estamos tiene serios problemas de inversión, cesantía e industrialización. Chile no tiene el acento puesto en las regiones, el 80% de las decisiones se deciden en Santiago”

Wendy Lucena

Volver

Comentarios