Lunes, 12 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
En reunión desarrollada en Talca

Actores de la educación técnica plantean falta de articulación con mundo laboral

El Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile en alianza con Inacap, Duoc y la CPC, desarrolla una serie de encuentros en ciudades del país, que pretende generar propuestas para mejorar esta educación en el país

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Octubre 2017

TALCA.- Constantemente se escucha decir que la educación técnica, pese a su importancia, siempre está en un segundo plano en las prioridades del país. Solo basta recordar la polémica que acompañó el comienzo de la política de gratuidad que impulsa el Gobierno; planteándose que la postergación de la extensión de este beneficio a institutos y Centros de Formación Técnica (CFT) no era más que reflejo de una visión discriminatoria hacia estas instituciones.

En encuentros que el Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) ha convocado a distintos actores de este tipo de educación para discutir sobre cómo mejorarla, el diagnóstico ha llegado a un problema central, que es la articulación de la educación técnica.

“El sistema de educación técnica no está articulado, tanto entre la educación media y la educación superior, como con el mundo del trabajo, con las empresas”, explica Nancy Pizarro, coordinadora del proyecto “Fortalecimiento de la Educación Técnica” que organiza estos encuentros.

UN TRABAJO

PARTICIPATIVO

Buscando mejorar este sistema, la PUC generó una alianza con Inacap, Duoc, y la Confederación para la Producción y el Comercio (CPC) con el objetivo final de generar propuestas para el fortalecimiento de la educación técnica.

De acuerdo a Nancy Pizarro, la idea es entregarlas a los candidatos presidenciales y también a la Presidenta de la República.

Para este fin han desarrollado talleres participativos con una metodología que considera a los diversos actores de la educación técnica. Ya se han desarrollado en Santiago, Antofagasta. En Talca estuvieron el martes y el miércoles pasado. Luego viene Puerto Montt y Valparaíso.

Directores de establecimientos, estudiantes, directores de carrera de Inacap, y empresarios trabajaron el primer día en el diagnóstico de la educación técnica, y el segundo en las propuestas. Una metodología, aseguran sus ejecutores, que “evita que haya puntos ciegos en las propuestas, y hace que estas sean factibles de ser implementadas”.

 

DESDE EL MAULE

En la región del Maule en particular, Nancy Pizarro explica que surgió el planteamiento que “desde el mundo de la educación se extraña mucho la participación más activa de las empresas. Más allá de las prácticas. Porque hay muchas empresas dispuestas a recibir estudiantes en práctica, pero hay muy pocas empresas dispuestas a participar en temas de ayudar a los establecimientos a determinar cuáles son las mejores mallas, cómo ellos podrían hacer que sus estudiantes salgan más preparados para el mundo laboral, y que lo que ellos les enseñen sea pertinente y esté actualizado”.

¿Cuál es la consecuencia final? “problemas desde el mundo laboral porque ellos consideran que no están los suficientemente preparados. Podría afectar la empleabilidad de los estudiantes”, indica la profesional del Centro de Políticas Públicas de la PUC.

Pero dentro de esta mirada general, hay ciertos liceos que están más avanzados. Son aquellos -indica Pizarro- que trabajan en red y que cuentan con el respaldo de un gremio.

Es el caso del Liceo Técnico Marta Martínez Cruz de Yerbas Buenas, que pertenece a la red SNA Educa, cuyo director Christian Rivas, plantea que todo parte por la falta de reflexión sobre este sistema. “Falta juntarnos y que pensemos para dónde va la educación técnica. Falta conversar un poquito más del tema y trabajar en políticas educacionales de largo plazo. No tan solo de corto plazo”, dijo.

En tanto la directora de vinculación con el medio de Inacap Talca, Ingrid Rebolledo, coincide en ello, y respecto al trabajo liderado por la PUC indicó que “este tipo de instancias nos permite ver cuáles son las debilidades, las fortalezas, y las oportunidades de mejora para poder llegar a un mejor objetivo”.

 

Daniela Bueno

 

En cifras

En el país, más del 40% de los estudiantes de III° y IV° medio asisten a la modalidad técnica, casi 165 mil jóvenes según cifras del 2016. De ellos, el 60% pertenece a los dos quintiles más vulnerables.

A nivel de educación superior, el 51% de la matrícula total de pregrado corresponde a carreras técnicas, incluyendo técnicos de nivel superior y profesionales sin licenciatura.

En tanto, en el Maule, al 2016 había 23 mil 247 estudiantes en educación media técnico profesional. Respecto a la educación superior técnica de la región, se contaban 11 mil 222 jóvenes en Centros de formación Técnica (CFT) y 14 mil 939 en Institutos Profesiones (IP).

Volver

Comentarios