Sábado, 25 de Mayo de 2019
Convocaron a una caravana de autos con globos negros

Apoderados del colegio San Jorge de Talca se movilizan en protesta por alza de mensualidad

Hace unas semanas les fue comunicado un aumento del 110% a contar del 2018, debido a que pasará a ser particular privado. Los padres alegan que desde entonces han intentado infructuosamente comunicarse con la dirección del establecimiento para buscar alternativas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Junio 2017

TALCA.- Varias decenas de apoderados del colegio San Jorge salieron ayer con sus autos y globos negros a protestar por calles del centro de Talca por el alza del valor de la matrícula, que para el año 2018 será de aproximadamente un 110%. Esto, en el marco del cambio de este establecimiento de particular subvencionado a particular privado, decisión que se hace para dar cumplimiento a lo que obliga la Ley de Inclusión, que indica que los establecimientos que reciben subvención del Estado deben transformarse en corporaciones sin fines de lucro, o de lo contrario pasar a ser privados.

La convocatoria la hizo un grupo de apoderados que se organizaron en una comisión que está abordando el tema. Una de sus responsables, Alejandra Molina, presidenta de un Octavo Básico, indicó que la acción de ayer se gestó tras semanas de intentar -sin resultado- dialogar con la dirección del establecimiento.

“Primero pedimos que se considerara una rebaja a los aranceles y nos dijeron que no. Ante eso pedimos que el colegio nos prestara el espacio para una reunión extraordinaria de padres a través de la presidenta del Centro General de Padres, lo cual se supone, ella lo solicitó de palabra, y ella nos comunicó que el colegio había dicho que no. Ante eso los papás dijeron ‘no, no podemos seguir permitiendo que no nos den respuesta”, explicó.

La comisión organizadora se reuniría nuevamente la tarde de ayer para acordar nuevos cursos de acción.

 

DIFERENCIAS

 DE OPINIONES

La molestia de los apoderados que participaron de la caravana ayer era evidente. Para Manuel Pérez, padre de un niño de básica, el problema principal está en el financiamiento de lo que el colegio ofrece a cambio, que es construir infraestructura nueva a diez años plazo. “O sea ellos van a construir esto con el dinero de nosotros. Al final están lucrando, a cada alumno lo ven como negocio”, opinó. Agregando que, por último, debería ser un alza paulatina.

También aludieron al proyecto educativo que conocieron al entrar al establecimiento. “Apoderados antiguos dicen que el dueño antiguo del colegio era un caballero muy humano, entonces a ellos esto los tiene descolocados”, indicó al respecto Alejandra Molina.

Pero también hay un grupo que dice estar tranquilo con la decisión del colegio. Es el caso de la dirigenta Francis Zúñiga, quien en la reunión con el seremi de Educación a la que hace unos días se invitó a diversos actores educacionales para dar a conocer las implicancias de la nueva ley, manifestó que “hay apoderados que sí apoyamos al colegio”.

Desde el colegio manifestaron ayer que la directora no se encontraba en el establecimiento.

 

ÚNICO CASO

El colegio San Jorge de Talca es hasta el momento el único caso en la región en que los apoderados han expresado públicamente su descontento por el alza de los aranceles en el marco de la Ley de Inclusión, lo que también se ha visto en más casos en otras regiones del país.

Otros establecimientos han indicado que pasarán a ser privados sin revelar sus nuevos aranceles aún. Sin embargo, se espera que la última semana de junio sea clave para que, al menos, un par de establecimientos de la región entregue esta información.

Sobre este tema, anteriormente el seremi de Educación, Rigoberto Espinoza, ha comentado que el alza de la mensualidad en los traspasos a particular privado “puede ser gradual”.

En la actualidad, el Ministerio de Educación está enfocado a informar a los sostenedores de que, en el caso de decidir su cambio a corporaciones antes del 30 de junio, pueden acceder a beneficios como la extensión de cuatro años (10 en total) en la modalidad transitoria de arriendo, ya que también está la disposición de que deben ser dueños de su infraestructura.

De no hacer el cambio antes del 30 de junio, los colegios también pueden postergar la decisión -como último plazo- para el 2019.

 

Daniela Bueno

Volver