Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
A través de recurso de protección

Apoderados del colegio San Jorge mantienen esperanza de revertir el alza de la mensualidad

Ayer fue acogido a trámite por la Corte Suprema, con lo cual la sostenedora dispone de ocho días para responder con un informe. A la vez, el tiempo es un factor clave, pues se estima que resolución del Ministerio que sellaría el paso a particular privado estaría en menos de dos meses.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Julio 2017

TALCA.- Los apoderados del colegio San Jorge que se han organizado para buscar formas de revertir las alzas de mensualidad anunciadas para el 2018 mantienen cierta confianza en este cometido. Su principal instrumento, el recurso de protección que presentaron en contra de la sostenedora, fue acogido a trámite por la Corte Suprema el día de ayer, lo que implica que la dueña del establecimiento cuenta con un plazo de ocho días para responder con un informe.

Paralelamente, se han seguido reuniendo con autoridades de educación con el objetivo de aclarar dudas. Es así como ayer estuvieron junto al seremi (s) de Educación, Carlo Campano, quien manifestó que acudió para “aclarar dudas de los apoderados  fundamentalmente en temas de lo que el Ministerio puede o no puede realizar ante esta situación”.

En los, alrededor de 40 apoderados, que llegaron ayer hasta el Cuartel General de Bomberos de Talca había satisfacción por la noticia del tema legal, pero a la vez cautela, puesto que la autoridad educacional les explicó también que si bien el establecimiento ya ingresó la solicitud para pasar a ser particular privado, se espera que el próximo paso sea la resolución que debe dictar el ministerio, a partir de la cual quedaría del todo sellada la decisión.

“El establecimiento, en teoría, sí podría volver atrás, pero bajo ciertas condiciones que implican además de ser corporación sin fines de lucro, partir no cobrando nada a los apoderados”, explicó Campano.

Se trata entonces de “máximo dos meses, como mucho”, dijo, el tiempo que los apoderados tendrían para intentar alguna solución, que tal como se ve el escenario es más factible desde lo legal, ya que ellos niegan haber tenido hasta ahora la posibilidad de conversar con la sostenedora.

 

ACLARACIONES

En la reunión el seremi (s) les indicó también a los presentes que no era posible para esta repartición estatal ni revertir la decisión de la sostenedora, ni tampoco intervenir para bajar los precios pues “todo nuestro ordenamiento legal ampara que el dueño de un bien puede hacer lo que quiera con él”.

Además les explicó a los padres que el paso de un colegio a corporación sin fines de lucro “no implica cambios en torno al proyecto educativo”, desmintiendo así lo señalado por el gerente del colegio San Jorge en entrevista con Diario El Centro, en torno a que la decisión de ese establecimiento se basó en la aprensión de que los proyectos educativos tenderían a “homogenizarse”.

 

ORGANIZACIÓN

El vocero de la comisión de padres que ha estado trabajando en estos temas, Roberto Cofré, señaló que la reunión de ayer tenía también el propósito de reorganizarse como apoderados de manera más formal, ya que la directiva del Centro General de Padres cesó sus funciones el 2 de julio.

“Es necesario que haya una cabeza con las formalidades suficientes y necesarias como para poder dirigir un proceso de movilización”, agregó Cofré, dando cuenta de la intención de este grupo de apoderados de seguir con acciones de presión para lograr que la sostenedora se siente a conversar con ellos, tal como sucedió en el otro establecimiento que pasó a ser privado en la comuna, el colegio Andes.

Desde este último colegio, uno de los apoderados que ha estado liderando también los posibles cursos de acción ante el alza de mensualidad que se les informó, dijo que aunque habían sido invitados a la reunión por el colegio San Jorge, su estrategia por el momento es esperar a los resultados de las conversaciones con la sostenedora, con lo que un eventual recurso de protección queda en stand by.

 

Daniela Bueno

 

Volver

Comentarios