Sábado, 16 de Febrero de 2019

Calidad del aire

Evalúan recurrir a la justicia tras error del sistema de admisión

Apoderados se niegan a renunciar a cupos en el LAM

Los padres insisten en defender la asignación de plazas para sus hijos que determinó el SAE. Además, acusan de discriminatoria la forma como se resolvió la falla en la digitación de datos. Por tanto, barajean la posibilidad de interponer un recurso de protección.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Noviembre 2018

TALCA.- Tal como había sido anunciado desde la Secretaría Regional Ministerial de Educación, los apoderados de los 72 alumnos perjudicados por la distribución errónea de cupos en el Liceo Abate Molina (LAM) a través del recién implementado Sistema de Admisión Escolar (SAE), fueron citados a una reunión informativa, de la cual no pocos salieron emocionalmente afectados y con la determinación de hacer valer los resultados indicados por la llamada “tómbola virtual”, esto es, un mecanismo aleatorio creado para la asignación de plazas.
Interponer un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Talca y formular una denuncia ante la Superintendencia de Educación, por supuesta discriminación arbitraria, son las acciones de las que echará mano la apoderada, Josselin Aguirre, cuya hija fue aceptada en el LAM, según los resultados mostrados por el SAE, pero ayer fue notificada de que el cupo había sido otorgado por equivocación y, por tanto, no podía inscribirla en ese emblemático liceo de excelencia.
“Si mi hija quedó en ese liceo, tienen que dejarla ahí. No es un problema de los niños ni de los apoderados. Es un problema de ellos (el Ministerio de Educación) y tienen que asumir la responsabilidad”, aseveró Aguirre.
Lo sucedido lo catalogó como una acción discriminante contra su hija. También, calificó el nuevo sistema de distribución de la población escolar como “pésimo, porque no es confiable”.
La misma percepción tiene la apoderada Sandra Correa, cuyo hijo quedó fuera del ranking de notas de corte del LAM, pero aceptado según el SAE. “Nos dijeron que, efectivamente, el sistema había fallado y que el niño no había quedado. Solamente, había que firmar un documento donde ‘liberábamos\\' ese cupo, el cual no firmé, porque legalmente esto es válido (el resultado del SAE)”, dijo Correa.

REORDENAN
El seremi de Educación, Jaime Suárez, informó que los alumnos a los que el SAE entregó cupo en el LAM por error fueron eliminados de la nómina de la institución y se les abrió otra plaza, según el orden de las prioridades en la lista de postulación del SAE. Queda a criterio del apoderado si acepta o rechaza el centro educativo asignado.
Por otra parte, a los que quedaron sin cupo en el SAE, pese a estar dentro del ranking de promedios de la prueba interna, fueron asignados al LAM.
“La ley es muy clara y dice que hay que reparar un error y esto es volver las cosas a su lugar”, sentenció la autoridad.
A quienes tachan de excluyente el nuevo sistema, el seremi respondió que “no hay discriminación, porque la ley es muy clara y dice que para entrar como alumno regular en el LAM tiene que cumplir con dar una prueba de selección, y esta da un ranking y en base a eso se asignan los cupos”.
La mayoría de los padres y apoderados, agregó Suárez, fueron informados sobre lo sucedido y los que aún faltan, se debe a que no han sido contactados.
De los 78 casos registrados en la Región del Maule, 72 eran aspirantes a cursar séptimo básico en el LAM. Se trata de uno de los tres establecimientos que tienen sistema de ingreso mixto, es decir, mediante prueba interna y SAE. Todos los postulantes obligatoriamente debían registrarse en la web del sistema.
Para el arranque de este mecanismo, un 85% de los cupos se distribuiría según los resultados del examen de admisión; y el 15% restante por el SAE. De 26 mil alumnos en la región, la falla afectó a un 0,02%, calculó la autoridad.
Por lo sucedido, el seremi de Educación descartó que el LAM, el Liceo Politécnico de Curicó y el Colegio San Jose de Curicó, sean desincorporados del SAE. Más bien, dijo, conforme pasen los años, se irá reduciendo el porcentaje de cupos otorgados mediante prueba de admisión.

Marlyn Silva

Volver