Lunes, 20 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Secuelas de incendios forestales durante el pasado año

Avisoran crisis económica en la industria maderera de la región

Las dificultades financieras a causa de la carencia de materia prima, obligaría a cerrar a medio centenar de aserraderos, a lo que se une un alza en los índices de desempleo.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Mayo 2018

CONSTITUCIÓN.- Aunque ya hace mucho que se apagaron sus llamas, los incendios forestales acontecidos durante el verano del pasado año en la Región del Maule siguen causando estragos, afectando en la actualidad a la economía de varias comunas, cuyas consecuencias afectan a una de las principales industrias de la región, como es el sector maderero.
Y es que, con la desaparición del 70% de los bosques de dichas localidades, esta industria se queda desprovista de la materia prima que la pudiera mantener en un punto de liquidez, hecho que generaría un creciente cierre de pequeños y medianos aserraderos, a lo que se suma el aumento de la cesantía.
En tal sentido, Carlos Valenzuela, alcalde de Constitución, evaluó la situación como compleja y difícil al expresar que “yo diría que un 70% de la comunidad de Constitución depende de alguna manera de la labor forestal”.
Por su parte, Leonardo Vergara, gerente regional de la sede Maule de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), añadió que entre el 25 y el 30% del volumen anual que se requiere para abastecer la industria, fue el que se vio afectado por los incendios en la región.
Y es que los daños colaterales van a repercutir de forma directa en este renglón económico y así lo constató Carlos Valenzuela al dialogar con directivos de la Corporación Chilena de Madera, quienes le confirmaron que será una situación difícil de enfrentar para los medianos y pequeños aserraderos, los cuales vaticinan que muchos no podrán sostenerse ante esta crisis, cuantificando el cierre de unos 50 de estos locales de menor porte, en momentos que la calidad de la madera, también es un tema en cuestión.

EXPLICACIÓN TÉCNICA
El titular de Corma especificó que “esto habría que analizarlo en dos épocas en el tiempo, en el 2017 en términos productivos no se notó porque el bosque quemado, si bien es cierto que el árbol se muere, se puede recuperar un porcentaje importante de la madera, pero eso sucede durante un año o un año y medio máximo, después ya no, porque el árbol pierde su sustento físico”.
Agregó que “su vida cotizable o el aprovechamiento de la madera, sirve hasta un par de meses más, porque la madera cuando ya está algo manchada, no va a poder ser utilizada y nos vamos a quedar con varios bosques muertos en el cerro sin que sean explotados y utilizados porque esa madera ya no va a servir”, sentenció.

PANORAMA ADVERSO
Las voces autorizadas en la temática vaticinaron que dicho déficit de abastecimiento de materia prima sería más notable a partir del año en curso, tal y como lo confirmó Leonardo Vergara al declarar que “esto sucederá de forma gradual, pero sostenida y con un ritmo que se va ir acelerando y nosotros percibimos que el peak negativo con mayor fuerza será a partir del año 2019 y 2020”.
La situación vivida por este ramo económico va a incidir de forma directa en los índices de desempleo, hecho confirmado por el alcalde de Constitución al afirmar que “estamos hablando que desde la fecha a diciembre pudieran llegar a más de mil los trabajadores cesantes que van a ir perdiendo su fuente laboral, por eso, ojalá, que los grandes aserraderos se mantengan solventes”.
Las comunas más afectadas están claramente identificadas, siendo Constitución y Empedrado, hecho que se agrava si se tiene en cuenta que entre estas dos localidades y San Javier, se ubica el 73% de la actividad productiva de la región, por lo tanto, estas tres comunas serán las más afectadas en lo inmediato.

SANTA OLGA
La situación trasciende hacia otros lugares como la renovada Santa Olga, lugar que a la alcaldía de Constitución aún le genera muchas dudas al respecto porque “no sabemos en qué se va a transformar; en una localidad dormitorio que no va a tener una expectativa laboral. Una fuente de trabajo como era el aserradero El Cruce lo cerraron, al parecer definitivamente”.
“No hay ninguna forma de que esto tenga una solución inmediata. Esto es una condición que lamentablemente no va a cambiar, y aunque el sector forestal no va a dejar de ser un pilar fundamental para la región del Maule, evidentemente está dañado”, sentenció el gerente de Corma en la región.
En este contexto, hoy se desarrollará una reunión importante en la oficina de la Corma en Constitución, donde participarán las seremías de Agricultura, Trabajo y Economía, junto con el Consejo Regional de Corma, para ver la posibilidad de echar a andar una mesa conjunta que permita diseñar una estrategia en pos de mitigar este problema.
Anteriormente, ya se habían evaluado algunas acciones para paliar esta situación desde lo productivo para reactivar el sector, centrando las propuestas en la implementación de una empresa estatal orientada a buscar volúmenes de madera en lugares alejados, la cual tuviera considerada un subsidio en transporte.

MIchel Hechavarria

Volver

Comentarios