Lunes, 19 de Febrero de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
En el Día del Patrimonio

Barrio Seminario conquistó a sus visitantes por su infraestructura, historia y cultura

Talquinos y autoridades conocieron más del sector en el que la vida familiar y social son fundamentales

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Mayo 2016

TALCA.- “Este barrio comenzó siendo bien familiar, muy unido, nosotros nacimos aquí y seguimos viviendo en este lugar después de casados. Las construcciones eran todas de adobe con piezas altas y para el terremoto cayeron, tuvimos que edificarlas de nuevo, pero en este lugar yo encuentro cosas muy bonitas, nuestra iglesia”, comentó Alicia Díaz refiriéndose al Barrio Seminario que fue recorrido por los vecinos y autoridades en el Día del Patrimonio.

La tímida lluvia no fue una excusa para caminar por sus calles y saber más de la historia de la Avenida Isidoro del Solar, las Centrales hidroeléctricas Piduco y Lircay, los Molinos Williams Victoria y la Paloma, Las Posadas y el Seminario San Pelayo con su iglesia que forma parte de la formación del sector.

“Este lugar tenía el seminario que fue una institución muy importante, educacional y de formación de sacerdotes. Después se transformó en el Integrado Poniente y ahora hay dos instituciones que funcionan ahí. El punto de partida acá fueron las familias campesinas que provenían de Pencahue y Curepto básicamente. El apellido Castro, Bravo, Nuñez y Ramírez abundan aquí”, dijo el integrante de la Junta de Vecinos Seminario, Sergio Maturana.

Otro de los lugares destacados fue la Avenida Isidoro del Solar, que lleva el nombre del alcalde de Talca del año 1935. En esa fecha la Municipalidad decidió colocarle ese nombre a la que era en ese entonces la Diagonal Exposición. En torno a ella, posteriormente, algunas familias construyeron sus chalets de 2 pisos, hoy convertidos en oficinas y pubs que le dan un toque bohemio a la ciudad que está vez pudo ser apreciado con otra mirada.

“Este es un momento que tenemos los chilenos para poder reencontrarnos con nuestra historia, con el alma de lo que es el país, de lo que somos. Es un día que tenemos para celebrar, reflexionar y poder caminar por las calles,  los barrios, entrar a los edificios con otros ojos”, aseguró la directora del Consejo Regional de Cultura, Mariana Deisler.

La iniciativa nació del Consejo de Monumentos Nacionales y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, en un espacio ciudadano de celebración y reflexión donde los vecinos podían postular sus espacios para ser visitados.

Son variados los recuerdos que inundan a los residentes del Barrio Seminario. Algunos nacieron y se formaron en ese lugar donde la vida social y recreacional tenía bastante relevancia.

“Yo nací aquí. En aquellos años no había hospitales, ni clínicas entonces venía la partera a hacer su trabajo a la casa. Aquí la vida era muy bonita, los vecinos compartíamos mucho”, dijo María Cristina Castro.

Volver

Comentarios