Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con chubascos tormentosos
En el sector Las Corrientes de Santa Olga, en Constitución

Bombero muere trabajando en incendio forestal

Es la cuarta víctima que pierde la vida combatiendo este tipo de emergencias en la región

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Enero 2017

SAN JAVIER.- Momentos de dolor se vivieron ayer tras la muerte de un bombero en la ruta que une San Javier con Constitución, específicamente en el sector de Las Corrientes.  El viento soplaba en dirección a la costa y el fuego avanzaba por la ruta L30 a ambos costados de la pista arrasando con todo lo que encontraba a su paso, árboles, pinos viviendas, galpones etc. En el sector Las Corrientes se vivió un momento complejo ya que el fuego llegó a un aserradero por lo que el fuego tomó fuerza al tener mucho material seco que quemar por lo cual las casas a su costado debieron ser evacuadas. En  todo ese sector bomberos de diferentes lugares, un contingente de más de 100 hombres trabajaban arduamente para intentar controlar el fuego, uno de ellos el bombero voluntario Hernán Avilés, de 35 años, quien falleció en las cercanías de Constitución específicamente en el sector Las Corrientes mientras combatía el fuego.

Cuando se conoció la noticia los comandantes encargado de las tropas en el lugar detuvieron los trabajos llevaron a zona segura a todos los bomberos y los formaron mientras realizaban una reunión en plena ruta L30. Tras conversar unos minutos reunieron en un semicírculo a los voluntarios y les comunicaron la lamentable noticia.

El comandante de Bomberos de la Región Metropolitana, Ricardo Becerra tomó la palabra y les informó el fallecimiento de Avilés y, en un discurso que salió de su corazón señaló que “les voy a pedir el triple de esfuerzo que estamos haciendo. Yo sé que mantenemos una pena tremenda, nadie se encuentra  preparado para despedir a uno de los suyos menos en estas condiciones. El que  se quiere retirar, el que no quiera trabajar lo puede hacer,  lo vamos a respetar y lo vamos a entender. Los que deseemos seguir trabajando  y mantenernos en nuestros lugares de trabajo les pido el máximo de precaución y sabiduría para trabajar”.

Tras dar un respiro hondo para poder proseguir con sus palabras el comandante de Bomberos agregó que “tal  como lo comentamos antes de salir de la Región Metropolitana a cuidarnos ahora al mil por ciento, vinimos 110 y nos vamos a ir 110, la diferencia es que nos vamos a llevar a uno de los nuestros como un mártir. Los que queramos seguir trabajando vamos a trabajar” y, ante esta propuesta final la respuesta al unísono fue un “a su orden mi comandante”.

Luego de esto, los bomberos tomaron unos minutos para llorar a su amigo y colega, para abrazarse unos a otros, para los más fuertes consolar a los más débiles y después tomaron sus cascos, herramientas y en sus carros bombas se dirigieron nuevamente a combatir el fuego.

TENSIÓN EN

 GUILLÍN

En este mismo sector instantes más tarde se vivió una situación de alta tensión. Los bomberos se fueron a Constitución, ruta que quedó cortada por el fuego que cruzaba de un lado a otro por la pista y en dirección a San Javier dos kilómetros más allá se replicaba la situación. Por lo que la gente que tenía viviendas ahí quedó atrapada. Es más, el fuego consumió varias casas en el sector por lo que la gente debió salir con lo puesto, con lo que pudieron sacar y quedarse en un sitio eriazo rodeados por el bosque.

Fueron cerca de 50 personas las que quedaron por un par de horas rodeadas por el fuego y sin tener para donde ir y sin comunicación ya que los teléfonos celulares no tomaban.

Niños, jóvenes y adultos mayores prácticamente con lo puesto y con el temor de no saber que para con ellos.

Hasta que el fuego calmó horas más tarde y la mayoría de ellos se fue hasta el sector Santa Olga, lugar donde fueron atendidos por personal de le PDI y de emergencia y, trasladados hasta un albergue.

Sergio Loyola, de unos 75 años aproximadamente, al ser consultado por haber perdido su casa y todo lo que tenía dijo que “hay que conformarse con lo que Dios da y quita. Lo importante es que estamos vivos”.

Cabe señalar que el equipo de prensa de Diario El Centro estuvo atrapado con estas personas en dicho lugar. Son más de 135 mil hectáreas quemadas por el fuego hasta el cierre de esta edición. Ayer se tomó la decisión de instalar en cada región a un ministro de forma permanente en cada región por los incendios forestales, a la capital regional llegó al final de la jornada el ministro de Defensa.

Volver

Comentarios