Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Tras incendio en escuela de Romeral

Bomberos de Curicó pierde su carro telescópico

Por ahora, de surgir algún tipo de emergencia donde se requiera combatir las llamas “desde las alturas”, la capital de la provincia cabecera norte del Maule no cuenta con una maquinaria de tales características.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Mayo 2017

CURICÓ.- Además de las dependencias de la Escuela Arturo Alessandri Palma de Romeral, que resultaron dañadas por un incendio acaecido durante la semana pasada, aquella emergencia dejó otro damnificado. Se trata del carro telescópico ligado a la Tercera Compañía de Bomberos de Curicó, que tras el citado siniestro, en definitiva, cumplió su último servicio.

Según lo manifestado por el superintendente de Bomberos, Jorge González, los mecánicos que integran el área técnica, confirmaron que ya “no era posible seguir trabajando” con el citado carro, y su respectiva escalera, básicamente por una notoria “fatiga de material”.

Si bien se estima que su data corresponde a la década de los años setenta, dicha máquina arribó a Curicó en 1992 desde Alemania. “Ya tenía sus años de trabajo, más el que ha hecho acá en Curicó, evidentemente todo cumple su vida útil, por lo que no podemos volver a repararlo”, subrayó.

“Reparar ese carro sería como meter plata a un saco sin fondo, ya no vamos a lograr tenerlo en condiciones para trabajar como lo requerimos nosotros”, acotó.

Lo cierto es que por ahora, de surgir algún tipo de emergencia donde se requiera combatir las llamas, ya sea “desde arriba o desde las alturas”, la capital de la provincia cabecera norte del Maule no cuenta con una maquinaria de tales características. 

 

PROYECTO

En tal contexto, durante la semana pasada, el superintendente de Bomberos de Curicó viajó hasta Santiago a fin de poder  gestionar el arribo de un carro que, de manera momentánea, pueda enfrentar alguna emergencia donde se necesite una herramienta de tal naturaleza.

Mientras tanto, pensando en una “solución más definitiva”, González señaló que la idea es poder elaborar un proyecto a fin de adquirir una “nueva unidad” o bien, una que sea importada, pero que se encuentre en buenas condiciones.

“Curicó ha aumentado su cantidad de edificios, por lo que creo que se merece un carro nuevo y en buenas condiciones para poder trabajar sin problemas”, subrayó.

Pensando en la adquisición, algunos factores a considerar son el tamaño de las calles en el casco urbano de Curicó y presencia de cables, ya sea del tendido eléctrico o bien ligado a compañías de comunicación, escenario que podría pesar a la hora de optar, en vez de un carro telescópico, por un tipo snorkel.

“El snorkel te da la posibilidad de articular el brazo, y poder sortear los cables, porque de ahí a que desaparezcan los cables en Curicó, va a pasar mucho tiempo”, subrayó.

 

ALTO COSTO

Respecto a la citada “solución definitiva”, según González, un carro nuevo, cero kilómetros,  requeriría una inversión por sobre los 500 millones de pesos. Por lo mismo, ante su alto costo, a su juicio se deben “aunar las voluntades”, sobre todo, de las respectivas autoridades.

“Tenemos que socializarlo con las autoridades que corresponde. En este caso, en el Gobierno Regional, en la propia municipalidad, o ante quien sea necesario, pero hay que generar algún proyecto como para poder tener esa unidad. Nosotros solos no podemos, ya que son bastantes millones de pesos”, dijo.  

Carlos Arias

 

Volver

Comentarios