Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Dos casos en Chile

Cadena de favores logró ingreso de aceite que abre una esperanza para Vicente

Niño de 10 años se encuentra inmóvil. Solo escucha y mueve sus ojos. Milagrosa pócima que permitiría frenar la enfermedad viajó desde Estados Unidos, pero por “barrera burocrática” estaba estancada en aduanas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Marzo 2018

CURICÓ. - A María Rodriguez, dueña de casa del sector Bombero Garrido de Curicó, el alma y las esperanzas le volvieron al cuerpo, luego que gestiones permitieran destrabar una serie de obstáculos aduaneros que impedían el arribo de un “milagroso” medicamento, el mismo que requiere su hijo de 10 años, quien padece una grave enfermedad degenerativa contra la cual se encuentran en una lucha permanente.
El pequeño Vicente Iturriaga Rodriguez padece adrenoleucodistrofia, una enfermedad que, según los especialistas, no tiene cura en la medicina tradicional y que se caracteriza por la cantidad excesiva de grasa que se acumula en el cuerpo, provocando daños en el cerebro que derivan en problemas sensoriales y motores, afectando al cuerpo, la vista y el habla.
De hecho, el pequeño, uno de los dos casos existentes en el país, no mueve las extremidades, solo “puede escuchar y mover los ojos”, cuenta su madre.

MESES COMPLEJOS
Los últimos meses fueron muy difíciles para la familia, pues Vicente empeoró su estado general y el aceite que requería con urgencia, llamado “Aceite de Lorenzo” fue enviado desde Estados Unidos, pero estaba retenido en la aduana hace una semana, tiempo que se agrega al año que esta familia ha debido esperar, para tener la esperanza de frenar la enfermedad y sus dolencias.
La madre del niño espera que con este medicamento su pequeño pueda tener una mejor calidad de vida: “No tengo palabras. Es algo esperanzador para mí; no puedo decir otra cosa, ya que no hay una cura. Es lo único que yo tengo para salir adelante”, dijo entre lágrimas, recordando que con mucho esfuerzo, con el apoyo de sus vecinos, con rifas, y otras actividades reunió el dinero que necesitaba para traer 5 litros de la “pócima”.

MES Y MEDIO
“Salió por un millón 632 mil pesos y dura un mes y medio”, añadiendo tiene la esperanza que esto traerá alivio, por un tiempo, y en paralelo comenzar a trabajar por un nuevo pedido del aceite, que según quienes saben del tema, “es milagroso lo que hace, y en ello confiamos en Dios”, dijo.
En la llegada del “Aceite de Lorenzo” a Curicó fue clave la participación del concejal Francisco Sanz, quien destrabó el tema en la aduana, precisando que allí al ingresar al país “hubo que derrotar la barrera burocrática insensible, que se genera en estos casos”, luego que el producto fuera retenido por trámites propios del Instituto de Salud Pública, y del SAG, por ser este un producto natural.

CADENA DE FAVORES
Contó el concejal que esto se logra prácticamente gracias “a una cadena de favores que se fue dando con un amigo de infancia, Pedro Santibañez, con su oficina, que está cientos de kilómetros de Curicó, con sus funcionarios Pablo y Genoveva, que tomaron como suyo este caso, y lo sacaron adelante, sin cobrar un peso, y lograr destrabar todo esto, y aquí están los resultados”.
La autoridad dijo que el caso lo conmovió: “Solo empatizar con María Victoria, la Toyita como la conocemos todos, y Vicente. Mi hijo mayor tiene el mismo nombre y tiene discapacidad. Conozco muy bien el tema y por ello soy empático con ello”, acotó la autoridad municipal.

Mauricio Poblete

Volver

Comentarios