Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Los productos son elaborados por privados de libertad del CET del CCP de Talca

Cafetería de Gendarmería abre sus puertas en mall del centro de Talca

Ocho meses duraron los trabajos de construcción y asignación de permisos para el funcionamiento del local, que promueve la reinserción de los procesados judiciales.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Febrero 2018

TALCA.- Tortas de distintos sabores, queques, píe de limón, tartaletas, kuchen de yogurt, profiteroles y algunas comidas saladas como empanadas de vacuno y queso, así como también quichés de verduras y ave, café, té importados, jugos naturales, son parte de las delicatesen que tendrá a disposición la primera cafetería en Chile ubicada en un centro comercial, con productos realizados en su totalidad por privados de libertad.


“Ciudadela” es el nombre del plan piloto de cafeterías que comienza en Talca, pero pretende expandirse a centros comerciales de la región y el resto del país. En 2017 se firmó el convenio entre Gendarmería Maule y el Mall Portal Centro de Talca, para ceder el comodato por seis meses (renovables), donde se pretende comercializar la mano de obra de los privados de libertad del Centro de Educación y Trabajo (CET cerrado) pertenecientes al Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de la capital maulina.
“Se trata de un modelo comercial de los CET que ayude a la reinserción social de los privados de libertad, quienes se encargaron del diseño y construcción del local. Fueron dos meses de trabajo intensivo pero vemos resultados de alta calidad. Esperamos replicar estas experiencias con la alianza entre Gendarmería y el sector privado, tanto en Linares como en Curicó, y también en otras regiones del país”, detalló Jaime Rojas Flores, director nacional de Gendarmería.

 

TRABAJO ARDUO
“Ser la primera cafetería de Gendarmería instalada en un centro comercial en todo Chile es intimidante, pero es un trabajo arduo de ocho meses y aquí se ven los buenos resultados. Todos los artículos hechos en madera y cuero son productos realizados totalmente por los privados de libertad del CET pertenecientes al CCP de Talca. En cuanto a los platos, son elaborados a diario en nuestra panadería, son frescos. Esto refleja los esfuerzos de nuestros funcionarios e internos de capacitarse, aprender y seguir adelante. Así demostramos que Gendarmería no es solo seguridad, sino también educación, capacitación y reinserción”, comentó el coronel Alejandro Fuentes, director regional de Gendarmería.
Siete pasteleros, un bodeguero y dos encargados de aseo, es parte de los privados de libertad que trabajan de forma directa con el proyecto que requirió de una inversión de 26 millones de pesos, recursos aportados por la Subdirección Técnica y los fondos autogenerados por quienes se capacitan en el CET.
“Trabajamos de madrugada por dos meses. Ya aquí habíamos dado muestra de los productos que elaboran los privados de libertad y hubo muy buena aceptación. Las ganancias que se generen serán utilizadas en generar mayor capacitación, compra de maquinaria, vehículos y mayores recursos para quienes estudian en el CET”, detalló el coronel.

 

APOYO
Marcelo Castillo, gerente Mall Portal Centro, aseguró estar contento de contar con este local en el tercer piso del centro comercial porque como empresa no solo se apoya la reinserción social de los privados de libertad, sino que da paso a la diversidad con productos de calidad.
“Este espacio cumple iguales condiciones que el resto de los locatarios. Cumple con todos los requisitos previstos en la ley, tiene resolución de la Seremi de Salud, Dirección Obras Públicas y patentes municipales. Sin duda sus productos son competitivos para este mercado, invitamos a que los maulinos visiten sus espacios”, comentó el gerente del mall.

 

OPORTUNIDAD
“Es un honor formar parte de este proyecto, estoy emocionado y comprometido”, comentó Juan Carlos Simontes, privado de libertad y quien formará parte de las cinco personas que se desempeñarán como garzones en el lugar. “Es una experiencia que te enseña a luchar por tu familia; he aprendido mucho”.
“Una mala pasada” lo llevaría a pisar el CCP de Talca, donde se inclinó por realizar labores en el CET. “Trabajaremos duro para que este proyecto dé grandes frutos y porque se aclare todo lo que pasó que me hizo llegar aquí. Estoy muy agradecido por esta oportunidad”, insistió.

Fraymar Pagua

Volver

Comentarios