Miércoles, 26 de Junio de 2019
Tras segunda modificación del tren ejecutivo

Cambio de gabinete: críticos dicen que fue “poco profundo” y oficialismo lo valoró

Los ministerios de Desarrollo Social y Familia, Obras Públicas, Economía, Energía, Salud y Relaciones Exteriores, cuentan desde ayer con nuevos titulares, de los cuales, tres fueron autoridades durante el primer gobierno de Sebastián Piñera y, otros dos, fueron “enroques”, por lo cual, solo uno debutó como secretario de Estado

Periodista: Anaís Duque - Fecha de Edición: 14 de Junio 2019

Rumores iban y venían previo al anuncio oficial de cambio de gabinete que se desarrolló ayer. Tres ministros volvieron tras ejercer durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, como son el canciller, Teodoro Ribera (extitular de Justicia); Jaime Mañalich -quien retornó a Salud- y el ministro de Energía Juan Carlos Jobet (extitular del Trabajo).


Así entonces, entre los “enroques” figuró Alfredo Moreno, quien pasó del ministerio de Desarrollo Social y Familia a Obras Públicas; y Juan Andrés Fontaine, quien pasó de Obras Públicas a Economía. Por su parte, Sebastián Sichel, quien tenía el cargo de vicepresidente Ejecutivo de la Corporación de Fomento (Corfo) debutó en Desarrollo Social y Familia.


De esa manera, quedó conformado el renovado gabinete. Contrario a lo que se creía, el cambio no afectó a carteras criticadas como Educación o Interior. Mucho menos, se tocó sus piezas políticas de confianza como la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez; y el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel. Todo ello se vaticinaba por la repetitiva caída en la aprobación del jefe de Estado.


El intendente del Maule, Pablo Milad, se refirió a estas medidas y dijo que “los nuevos ministros son personas de mucha experiencia en sus áreas y, sin duda, nuestra región se verá beneficiada con este cambio. Seguiremos avanzando como región, poniendo a nuestra gente y el Maule primero. Confío en el éxito de estos nuevos ministros y todo el gabinete de nuestro Presidente”.


CRÍTICAS
El diputado por el Partido Radical, Alexis Sepúlveda, recordó aquel entonces cuando el Presidente Piñera llamó a sus ministros a “meter más goles”, pero criticó las piezas que movió, pues en el caso de Economía, considera que Valente pagó los platos rotos del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, por el funcionamiento macroeconómico de Chile.


“Tal como cuando un equipo de fútbol funciona mal, hay siempre un diez que distribuye la pelota y, la verdad, es que ese diez es el ministro Chadwick. Pero el líder del comité político se mantiene y, por lo tanto, creo existe la necesidad de cambio en el equipo político, que no tiene coordinación, no ha llevado ni implementado la reforma que el gobierno se ha planteado, pero tampoco logra transmitir eventualmente sus avances”, dijo.
En el caso de Educación, Sepúlveda apuntó que “ya que el Presidente no ha querido -a lo mejor- hacer la pega y asumir la responsabilidad del fracaso en la gestión educacional, tendremos que evaluar desde el Congreso, eventualmente, los antecedentes que existen para una posible acusación constitucional, porque lo de educación es insostenible”.

 

¿GANA RN?
Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca, desglosó el cambio de gabinete y refirió que “no va a en la línea con lo esperado, porque tampoco se hace cargo del profundo malestar de la ciudadanía”.


“El gran problema de este gobierno, está concentrado en el equipo que conforman Cecilia Pérez, Gonzalo Blumel y Andrés Chadwick, por lo tanto, si es que no tocó ninguna de las teclas que había que tocar para generar un cambio de gabinete orientado a gobernar durante este segundo semestre, entonces, este cambio no pasa a ser más allá de ser una sutileza”, indicó el académico.


Sin embargo, para Morales, existe un gran ganador tras la reciente modificación: el partido Renovación Nacional (RN). “El Presidente tuvo un trato privilegiado con Renovación Nacional, toda vez que lo hace partícipe de la Cancillería con Teodoro Rivera, como nuevo ministro de Relaciones Exteriores, hay que recordar que una de las fuentes del fuego amigo del gobierno, precisamente vino desde Renovación Nacional y el Presidente haciéndose cargo de eso, le entrega la Cancillería a este partido, que va a tener dentro del grupo de ministros más influyentes a la vocera y al canciller. Por lo tanto, Renovación Nacional puede sacar cuentas alegres de este cambio”, refirió Morales.

Volver