Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Primera jornada inter-centros en la Universidad de Talca

Centros de estudios abren debate sobre realidad jurídica de la migración

La realidad laboral y social de los migrantes en la región fueron parte de los temas abordados en el encuentro. Asimismo, se evaluó la nueva política migratoria y sus alcances.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Mayo 2018

TALCA. – La voz migrante, académica y social se aunaron para hacer frente a un pujante tema en la realidad maulina: la migración. Bajo el nombre, “Aproximación a la realidad jurídica de la migración en Chile: Luces y Sombras”, ayer miércoles se desarrolló la primera jornada inter-centros de estudios de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca, dando cuenta de perspectivas como el trabajo, niñez, derechos y estigmas.


Con un recuento sobre migraciones y políticas públicas en el país, Stefano Micheletti tuvo la tarea de dar apertura al encuentro, en representación del Centro de Estudios Urbano – Territoriales (CEUT), enfatizando en su discurso la necesidad de visualizar la migración más allá de un aspecto económico o de seguridad. “La migración es una cuestión de Derechos Humanos”, enfatizó.
Con cifras correspondientes al año 2015, la ponencia entregó un diagnóstico de la población migrante que, en la región, alcanzó entonces un 0,5%. Los números, aunque podrían aumentar con los datos del censo, seguirán siendo inferiores a la “sensación” de los chilenos, según explicó.
“La sensación transmitida por los medios de comunicación, por el gobierno, acerca de que estaríamos frente a casi una especie de invasión de migrantes es desmentida por las cifras. Las cifras en la región del Maule son muy bajas en comparación con una u otra región del país, pero sobre todo con otros países. Evidentemente hay una lógica detrás de eso, que es validar en la sociedad la idea de que los temas de migración se tengan que tratar desde la perspectiva esencialmente de la seguridad y laboral”, dijo.
A su juicio esta lógica y abordaje da pie a procesos de discriminación porque la población local se siente amenazada ante la migración. Desde este escenario, el académico considera que las universidades están partiendo por el diagnóstico para abordar el tema y a su vez, valoró la labor de organizaciones de la sociedad civil en propuestas generando espacios de encuentro, entre comunidad local y comunidad migrante.

 

TRABAJO
E INMIGRANCIÓN
Desde el Centro de Estudios de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (CENTRASS), el profesor Rodrigo Palomo abordó los desafíos en cuanto a la migración laboral, dando cuenta de sus cuestionamientos sobre la nueva política migratoria que elimina la Visa Por Motivos Laborales.
“Las propuestas administrativas, como las propuestas de indicación al proyecto de ley me parece que son regresivas, primero porque eliminan efectivamente la posibilidad de mutar el estatus migratorio (...) y luego las otras dos visas que se van a crear desde el segundo semestre administrativamente son visas asociadas a gente con estudios superiores y de posgrados, por lo tanto, también es bien clasista esta nueva inmigración”, dijo.
A su vez, denotó la precariedad laboral en el área de la construcción, el comercio y el servicio doméstico, donde se concentra la mayor población migrante.
“Si pensamos, por ejemplo, en un doctor de España que quiere venirse a una universidad chilena eso no genera problemas aplicativos importantes en el sistema, y ahí puso el foco esta nueva política migratoria no haciéndose cargo del problema central que me parece a mí son esos trabajos más precarios”, dijo.
Lo planteado para el abordaje de este escenario apunta a dar un enfoque de derecho, según explicó Palomo. “Dejar de pensar en la regularización migratoria o leyes de extranjería como leyes de control de fronteras y empezar a pensar en un enfoque de derecho, es decir, reconocer el derecho humano a migrar y desde esa perspectiva entonces, reconocer derechos sociales en los estándares que permita cada país a estas personas”, dijo.



PERSPECTIVA PENAL
La estigmatización de inmigrantes desde la perspectiva penal constituyó el tema abordado por Sebastián Salinero, académico del Centro de Estudios de Derecho Penal, enfatizando en su planteamiento que “los inmigrantes no delinquen más ni menos que los nacionales. Hay delincuentes sí, como en todas partes del mundo, pero son cifras marginales, las estadísticas oficiales no permiten asociar que la migración sea sinónimo de delincuencia”.


Con cifras del año 2016, el académico explica que un total de 800 personas a nivel país son los extranjeros condenados por delitos y mil 600 en condición de imputados.
“Si ve 800 versus un millón de personas que debe ser la cantidad que hay en el país, entendemos que 800 es una cifra bastante ínfima”, dijo.
Asimismo, hizo un llamado a cuidar el uso del lenguaje en esta materia. “Hay extranjeros que vienen a cometer delito, por ejemplo, alguien que transporte drogas, pero no necesariamente tal actividad implica que es un inmigrante. Ese es un extranjero, el inmigrante es aquel que eligió este país para desarrollar su proyecto de vida”, dijo.
Para Salinero, abordar la realidad migrante, requiere de una sociedad inclusiva que los haga partícipes de su cultura. “No ser excluyente porque eso es peor aún, genera un triple tridente. Por un lado, genera un estereotipo, una creencia, que muchas veces es errada esa creencia. Del estereotipo pasamos al prejuicio, es decir, una actitud frente al inmigrante negativa o de reproche. Pero peor aún - y aquí termina el tridente- ese prejuicio se exterioriza en actos directos o negativos en la interacción de reprochar al inmigrante”, detalló.

 

NIÑEZ INVISIBILIZADA
La invisibilidad de la niñez en las políticas migratorias fue el tema puesto sobre la mesa por el académico Isaac Ravetllat, del Centro de Estudios sobre Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CEDIA). “Si ya de por sí la niñez es invisible, si a la niñez le añadimos además el elemento que es migrante, se añade un segundo elemento de invisibilidad”, dijo.
Un diagnóstico sobre la situación de los niños migrantes partícipes de la institucionalidad educativa del país, significó uno de las líneas destacadas por Ravetllat. “Los profesionales habitualmente con nada y sin recursos hacen milagro. Pero nos están alertando esos profesionales que no les están dotando de los instrumentos -no me refiero solo económicos - sino académicos para afrontar esa inclusión dentro del aula”, dijo.
Asimismo, alertó sobre surgimiento de falsos mitos en algunos centros educativos. “En determinados centros educativos empieza a haber padres y madres que como se está concentrando un determinado grupo de niños y niñas procedente de un determinado país -hablemos claro, de Haití- están empezando a decir que cómo puede ser eso, que eso hace que disminuya el nivel académico de sus hijos”, dijo.


Wendy Lucena

Volver

Comentarios