Martes, 13 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Ya es una tradición de la ciudad

Cinco mil talquinos recibirán el Año Nuevo en el cementerio

Con presencia del alcalde y otras autoridades, el camposanto ofrecerá una liturgia, el himno nacional, cumbias y se permitirá brindis de los asistentes

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 31 de Diciembre 2016

TALCA.- Las personas suelen tener diversas maneras de recibir el año nuevo. Sin embargo, pocas son tan originales o extrañas como las que se viven en Talca. Y es que desde 1998 las puertas del Cementerio Municipal se abren para que los ciudadanos puedan disfrutar la Nochevieja, con sus familiares fallecidos.

Se espera que cinco mil personas se acerquen este año a las instalaciones del camposanto para adornar con flores y velas las tumbas de sus familiares y luego realizar el tradicional brindis. Joaquín Morales, jefe del Departamento Operativo, informó que el lugar estará abierto desde las 23.00 horas.

“Comenzaremos con una pequeña liturgia en el frontis del cementerio que contará con la presencia del alcalde y algunas autoridades del municipio. El lugar estará abierto hasta las 02.00 de la mañana”, señaló Morales.

Una brigada especial de Carabineros de Talca y guardias privados resguardarán la seguridad interna en el cementerio. Lugar que, por única vez en el año, recibe a los ciudadanos en la oscuridad de la noche.

SOBRE LA TRADICIÓN

La historia reza que esta extraña costumbre, aceptada oficialmente hace 18 años entre los habitantes de la capital maulina, se inició el 31 de diciembre de 1979 gracias a los Opazo Albornoz.

Luego de que muriese Julio Opazo Silva, padre de la familia y trabajador del cementerio, se empezó con el extraño plan: saltar las murallas del recinto para estar con los restos de su familiar. Con velas, flores y una radio de pilas recibían el nuevo año junto a la tumba del difunto.

Tras la insistencia de la familia y de otros pobladores que fueron aceptando la tradición,se decidió abrir las puertas del cementerio el 31 de diciembre de 1998. Desde entonces, el lugar se colma de dolor, cumbias, villancicos y champañazos.

 

Extraña tradición

 

La tradición de recibir el Año Nuevo en el Cementerio Municipal de Talca, fue elegida como “la más extraña del mundo”. Así se conoció luego de realizar una encuesta en 18 países , el  año 2013.

Volver

Comentarios