Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Director de Ambiente, Aseo y Ornato dice que todos los puntos están siendo monitoreados

Circunvalación también está llena de micro basurales

Escombros y desperdicios invaden el paisaje. Mientras, autoridades indican que las limpiezas se realizan de acuerdo a los cronogramas.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Febrero 2018

TALCA.- Sin importar que se trate de terrenos pertenecientes a Bienes Nacionales y de uso público, algunos talquinos siguen arrojando basura a los espacios que ven más desolados. A lo largo de la Circunvalación Norte se contabilizan al menos siete puntos convertidos en micro basurales, en los cuales se observan desde botellas plásticas hasta trozos de muebles.
Sin importar la hora del día, vehículos particulares se acercan a la zona y se dedican a bajar gran cantidad de desperdicios. Detrás de los espacios del campus de la Universidad Santo Tomás, se observa una de las más grandes aglomeraciones de basura. Tomates en mal estado, bolsos escolares, libros, trozos de maderas y gran cantidad de materiales de construcción como pizarreño, se dejan ver en el lugar.
A escasos 100 metros de este lugar, frente a la entrada donde se espera se desarrolle el proyecto del Eco Parque, también se observa un microbasural. Botellas de vidrio de cervezas y vino, bolsas plásticas, tubos PVC, interruptores, son parte de lo que se encuentra en esta zona que es parte de terrenos de Bienes Nacionales. Hasta animales muertos, comentó una persona que se desplazaba por el lugar, dejan votados allí.


Al avanzar por la Circunvalación con dirección al norte, las montañas de desechos a orillas de la vía se siguen observando. “Si los camiones pasan recurrentemente, no entiendo por qué van a contaminar otros lugares”, opinó al respecto Rafael Gajardo, habitante de la zona norte, quien además considera que arrojar desperdicios a la calle está en la educación recibida por los talquinos. “Es más culpa de nosotros como ciudadanos que de las autoridades”, argumentó.
Por su parte, Francisca Soto, residente de la zona norte, contó que ha visto en horas de la noche que vecinos de los barrios cercanos a la Circunvalación sacan los artefactos y muebles viejos y los arrojan a orillas de carretera. “Uno no puede decir nada, es mejor evitar conflictos. No apruebo que hagan eso porque dañan el medioambiente y perjudican a quienes vivimos cerca de la vía”, recalcó.

 

RESPUESTA
“Tenemos monitoreados los puntos donde desconocidos vierten escombros y basura en la ciudad”, aseguró el director de Medio Ambiente, Aseo y Ornato de la municipalidad de Talca, Cristian Ramírez, quien además, recalcó la imposición de multas de 5 UTM para las personas que sean sorprendidas botando basura en terrenos pertenecientes a Bienes Nacionales y sean de uso público.
Acotó que se está llevando a cabo un programa de levante de micro basurales, que contempla algunos focos ya detectados. “La ciudad está dividida en cuadrantes y vamos limpiando los puntos según la programación establecida. Los lunes y miércoles sectores sur y centro; martes y jueves sectores oriente y norte, viernes el camino al Relleno Sanitario o camino Parcela y los sábados se realizan operativos de limpieza coordinados con vecinos”.
Ramírez detalló que para disminuir la problemática de micro basurales presentada en las riberas del río Claro y que ha sido planteada por este medio de comunicación, el próximo 22 de marzo se tiene programada llevar a cabo una campaña masiva que contará con la participación de representantes de la Cámara Chilena de la Construcción. “Se realizará la limpieza de los cursos de agua y la difusión de información para que la gente colabore con el cuidado”.

 

MÁS BASURA
La problemática no se reduce solo a Talca, en el camino viejo a Maule, a la altura de Unihue, también puede apreciarse gran cantidad de desechos sólidos. Residentes de la zona culpan a viajeros que vienen desde la capital maulina. “En el verano uno va por la carretera y siente olores muy fuertes que salen de los desperdicios que dejan botados a las orillas. Una vez dejaron un perro muerto, otras veces hemos vistos mariscos y hasta una nevera”, contó Samuel Opazo.

Fraymar Pagua

Volver

Comentarios