Domingo, 21 de Julio de 2019
El nuevo gerente general, Ramiro Andrade, explicó el presente y lo que vendría

Clínica del Maule está cerrada y en insolvencia económica

No hay servicios atendiendo y es posible ver que en el acceso hay un cartel que dice “No hay urgencias”.

Periodista: Karin Lillo - Fecha de Edición: 16 de Mayo 2019

Este año asumió un nuevo directorio y una nueva gerencia en Clínica del Maule. Ramiro Andrade es el gerente general y explicó lo que está pasando con el tradicional prestador de salud y lo que se viene.

 


Sin lugar a dudas, la clínica está atravesando momentos complejos y ante lo cual, Andrade transparentó que “en este momento la clínica está cerrada, sin atención médica, están todos los servicios cerrados.

 

Tuvimos una visita de funcionarios de la Seremi de Salud, donde vinieron a constatar que los servicios estaban cerrados. Les envié una carta, también a las Isapres, a Fonasa, a los convenios Jeafosale, Dipreca, que estábamos sin atención de salud, básicamente por la situación financiera, y que es por resguardo del paciente. Como no tenemos laboratorios, no tener dinero para comprar medicamentos o insumos, se hace insostenible atender a pacientes, el riesgo es muy grande”.

 


Aclaró que están camino a la liquidación de la clínica y cuando eso se efectúe, llegará un liquidador, proceso que está sujeto a la Ley de Quiebras, y ahí el liquidador tendrá que ver cuáles son los pasos que siguen, “y siempre los trabajadores son los que tienen la preferencia, así que en ese sentido la comunicación con los sindicatos ha sido súper fluida”, sostuvo.

 


Indicó que no se ha desvinculado a personal, pero sí se han registrado autodespidos (110 en total), hay personal con licencia médica y otros de vacaciones.

 

 

REORGANIZACIÓN
El abogado de Clínica del Maule, Gustavo Ávila, indicó en tanto, que “continúa el procedimiento de reorganización. Este procedimiento está contemplado en la nueva Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, que permite a una empresa deudora, en este caso Clínica del Maule, llegar a un eventual acuerdo con sus acreedores para repactar sus deudas o buscar la manera de que esto pueda continuar funcionando sin llegar a la liquidación, es como un paso previo”.

 


Ávila sostuvo que dentro de ese procedimiento de reorganización que continúa vigente en el Primer Juzgado Civil de Talca, hubo una audiencia el jueves pasado con los acreedores, siempre con el interventor, están permanentemente informados respecto a la situación de los servicios clínicos que presta la clínica y de la situación financiera. “Por lo tanto, ahí estamos esperando qué es lo que puedan solicitar o pronunciarse el juez, dentro de ese procedimiento”, añadió el abogado.

 


Cautelares de Fonasa han sido siete y hay un embargo, más otro que está en curso. “Esperamos que llegue un liquidador y pueda encontrar la mejor solución para los acreedores, para la gente de la clínica y también para la propia comunidad”, dijo Ávila.

 

 

FUTURO
Dentro de este proceso de reorganización judicial, una de las etapas era traer a más inversionistas y uno que sonó fuerte el año pasado fue el Sanatorio Alemán, por ejemplo. El gerente informó que “a través del interventor se hicieron las gestiones, pero no llegó a buen puerto. Entonces, lo lógico que pase a futuro es que, si la empresa se liquida, después el liquidador podría llamar a diferentes concursos para vender la clínica y ahí pueden existir operadores, inversionistas. Lo ideal es que llegue un operador para que la clínica siga con su giro”.

 

 

TRABAJADORES
Respecto a los trabajadores que tienen contrato vigente en la clínica, Andrade indicó que se les están pagando las remuneraciones atrasadas en la medida que la empresa genera cobranzas y llega el dinero, siendo ésta la única prioridad de la Gerencia en este momento. Ahora, si se produce la liquidación, los trabajadores siguen teniendo la preferencia, añade la clínica.

 


Hasta el mes de marzo del presente año había 295 trabajadores (de un universo de 430 el año pasado), a fines de abril se registraron cinco autodespidos más. “Estas mismas causas laborales hacen que se genere estas cautelares y nos retengan dinero, por lo tanto, quedamos sin dinero”, agregando que el nuevo directorio 2019 realizó todos los esfuerzos para mejorar un poco los estados financieros y la verdad es que fue insostenible y lo lamentamos mucho por la salud de la región”, finalizó Andrade.

 

Volver