Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Nuevo modus operandi

Colectiveros denuncian reiterados secuestros para comprar droga

De acuerdo a la versión de conductores, el mes pasado se registraron seis casos de secuestro de los vehículos y sus conductores en Talca. El hecho queda impune porque el gremio dejó de hacer las denuncias.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Mayo 2016

TALCA.- Mínimo un asalto por día están sufriendo los taxis  colectivos de la ciudad, incluyendo secuestros para comprar droga. Sin embargo, dicha realidad no es conocida por la autoridad ya que las víctimas y el gremio dejaron de hacer las denuncias ante la falta de resultados.

En el último tiempo una nueva modalidad delincuencial está atacando a los conductores de los taxis colectivos. Se trata de delincuentes que secuestran por un par de horas al vehículo y su conductor para salir a comprar y consumir drogas.

A dicho modus operandi lo choferes lo llaman “paseos”.

“Los propios delincuentes dicen vayamos a dar un paseo, con el objetivo de comprar o repartir droga o alcohol. No siempre nos quitan el dinero, pero otras nos encañonan o nos amenazan con un arma blanca para hacer que el conductor los lleve a donde quieren ir”, contó José Mendoza, de la línea que va desde La Florida a la población San Luis.

Agregó que “esto está ocurriendo cada vez más porque no se denuncia. Para qué denunciar, no siempre las lucas son muchas, y no se saca nada porque cuando se denuncia no se hace nada más y el caso queda hasta ahí. El mes pasado ocurrieron seis paseos, uno ocurrió a las ocho de la mañana y ninguno se denunció, esto solo lo saben las víctimas y los colegas . Como no se hace nada son los mismos que siguen atacando, son personas conocidas. Por ejemplo, en la población Faustino González, los paseos son para la Carlos Trupp, la Padre Hurtado donde hay harto microtráfico”, señaló Mendoza.

Esta versión es corroborada por Justo Valenzuela, presidente de la Federación Gremial de Taxis Colectivos (Fegtacol), quien manifiesta que el sector norte es el más conflictivo y apunta sus dardos contra la poca efectividad del sistema de justicia. “Nosotros ya no denunciamos los asaltos y Carabineros no tiene los datos, porque el asaltante se para en la misma esquina y nosotros seguimos el mismo recorrido todos los días, pasamos por ahí mismo. La justicia los detiene hasta que declaran y después están libres entonces para qué correr el riesgo con denunciar. Es algo común y tenemos como mínimo un asalto diario, el tema es fuerte. También hemos tenido agresión contra conductores, pero también la justicia defiende más al delincuente y estar yendo a los tribunales quita tiempo, se pierden horas de trabajo y al último no se saca nada”.          

 

¿VÍCTIMA O DELINCUENTE?

El concejal Hernán Astaburuaga se ha reunido con los conductores constatando esta realidad y advierte los problemas para el gremio.  “Sostuvimos una reunión con la seremi de Transportes debido a la  preocupación de choferes de colectivos por la nueva modalidad de los atracos. Esto es una suerte de secuestro de los vehículos con sus conductores, en  los cuales los delincuentes se suben al automóvil y lo llevan a puntos de venta de microtráfico por un par de horas, les roban la recaudación y luego los sueltan”.

Pero agregó que “la preocupación no solo es por la integridad física de las víctimas, sino que además ellos están expuestos a ser detenidos en caso de una redada policial, porque será muy difícil explicar a Carabineros o a la PDI que están siendo víctima de un secuestro y no que se es parte de la comisión de un ilícito”.

 

Plan de protección

Fueron los mismos conductores los que propusieron una solución al Ministerio de Transportes, la cual se trata de instalar una luz destellante en el exterior de los vehículos que advierta a los demás y a las policías que el chofer está siendo plagiado. ”La seremi de Transportes prometió colaborar en una coordinación con Carabineros para desarrollar un plan de seguridad pública para que minimice los riegos de los conductores”, indicó el concejal Astaburuaga.

Así lo manifestó Patricia Miranda, seremi de Transportes del Maule. “Nos parecen muy interesantes las ideas de los choferes de poder contar con un dispositivo de bajo costo que les permita a sus colegas saber que el móvil se encuentra prestando un servicio de riesgo o sospechoso en horas de la noche, horario que son víctimas frecuentes del delito según han manifestado y de esa forma apoyarse mutuamente ayudando a una pronta denuncia en caso de encontrarse en problemas. Como autoridad tomamos la inquietud de los choferes de ser intermediarios de la idea y motivar a los dueños a instalar estos dispositivos y entregar así una medida que les permita contar con mayor seguridad”.

Volver

Comentarios