Jueves, 20 de Junio de 2019
Director del DAEM se manifestó preocupado por los cambios

Colegios municipales de Talca no están preparados para aplicar nuevo currículo

Dada la proximidad entre el anuncio y la aplicación del nuevo programa a partir de 2020, desde la municipalidad avizoran complejidades para las cuales los planteles públicos no están listos.

Periodista: Marlyn Silva - Fecha de Edición: 29 de Mayo 2019

La elección entre 27 cursos optativos, así como la exclusión de historia y educación física como asignaturas obligatorias, son los tres cambios más relevantes del nuevo modelo curricular para estudiantes de 3° y 4° medio aprobado recientemente por el Consejo Nacional de Educación (CNED) y, recién anunciado la semana pasada, después de tres años de análisis.


Las modificaciones despertaron numerosas críticas de parte de apoderados en redes sociales. Igualmente, como fue publicado en Diario El Centro, produjo rechazo entre académicos y docentes de enseñanza media, quienes consideran segregadora la medida y anticipan efectos adversos en el proceso educativo de los jóvenes.


A nivel de la institucionalidad educativa local se repite la misma opinión. Por lo menos así lo expresó el jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de Talca, Carlos Montero.
“Los cambios curriculares han sido una decisión que nos ha sorprendido a todos. Al menos en este DAEM no se tenía conocimiento de que se estaba desarrollando un estudio de esta modificación. Pero hoy cuando ya está informada a nivel de noticia nos preocupa bastante las consecuencias que eso va a conllevar. Principalmente, por los estudiantes”, aseveró.

 

“ES CONTRADICTORIO”
Los alumnos que tengan intenciones de cursar carreras relacionadas con las materias eliminadas del plan común obligatorio, apuntó Montero, no tendrán la base de conocimientos entregados en los últimos dos cursos de enseñanza media.
“También, es contradictorio en el sentido de que estamos abogando por una mayor identidad con nuestra nacionalidad, y la asignatura de historia es un elemento fundamental en ese proceso. Lo mismo sucede con el problema que tenemos en la salud de los estudiantes, que de alguna manera se controla con actividad física. Al reducirla a un buen número de estudiantes, indudablemente, podría incrementarse ese problema”, expuso.
Otro factor preocupante para el directivo del DAEM es el destino de los profesores especializados en las asignaturas que pasaron a ser electivas. Al disponer los planteles de menos horas de historia y de educación física, dijo, “va a haber un número importante de docentes que no van a tener espacios laborales”.


TALCA NO ESTÁ LISTA
Dada la proximidad entre el anuncio y la aplicación del nuevo currículo a partir de 2020, desde el DAEM avizoran una serie de complejidades para las cuales los planteles no están listos.
Impartir materias electivas es uno de los problemas, porque los colegios y liceos tienen actualmente talleres y actividades complementarias que ocupan los tiempos extra sistemáticos, por lo cual, resulta una preocupación adaptar los ramos electivos, sobre todo, en las instituciones que aún no han podido entrar a la jornada escolar completa y ocupan todos los espacios educativos en lo que ya está programado.


“No estamos preparados en la mayoría de los establecimientos. En Talca, por lo menos no, porque en el casco central tenemos establecimientos que tienen doble jornada”, afirmó Montero.

Volver