Viernes, 22 de Junio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Tras último incendio

Comandante de Bomberos asegura que fiscalización a locales comerciales es insuficiente

El voluntario reveló que la mayoría de los problemas del sistema eléctrico se concentran en el casco antiguo de Talca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Agosto 2017

TALCA.- El primer comandante de Bomberos, Cristian Rojas Apablaza, señaló que el posible motivo del incendio que afectó la noche del pasado martes 22 de agosto a una gran cantidad de comerciantes del centro de Talca, ubicados entre las calles 11 y 10 Oriente, se debería a severas falencias en el sistema eléctrico del casco antiguo de Talca.

“Por un lado, es la Superintendencia de Gases y Combustibles quién tiene que fiscalizar las instalaciones eléctricas de cualquier comercio habilitado en la zona. Por otra parte, existe el decreto 78 del Servicio de Salud, que tiene relación con el control de la mercadería inflamable que se almacena en estos lugares”, precisó el voluntario.

El problema -acotó- es que “ambas entidades solo controlan cuando los locatarios solicitan la respectiva patente comercial”. En consecuencia, “nadie después verifica si las instalaciones eléctricas, de la mayoría de los inmuebles ubicados en el casco antiguo de Talca, carecen de mantenciones”.

 “Es en este punto donde hay que poner mayor énfasis”, corroboró el comandante de Bomberos.

“La mayoría de las deficiencias del sistema eléctrico se concentran en las zonas más añosas de la ciudad. Hay que hacer chequeos constantes e identificar a los locales más antiguos para su posterior fiscalización”, mencionó.

 

INCENDIO DE PROPORCIONES

A pesar de que el siniestro dejó un saldo de solo seis bomberos lesionados de forma leve, “fue súper complicado, porque atrás de la mueblería, donde se originó el fuego, había un acopio de madera que complicó bastante nuestras labores”, contó Rojas.

El comandante enfatizó que pudo haber sido mucho peor, ya que debido al viento y a los materiales altamente inflamables, perfectamente las llamas habrían arrasado con más metros cuadrados. “Por suerte solo se quemó una franja y varios locales quedaron intactos”, expresó.

“Hay que controlar que todos los negocios que tengan objetos inflamables sean correctamente almacenados”, recomendó.

 

CABLES BAJO TIERRA

Sería la única solución para evitar este tipo de incidentes, además de los molestos cortes de luz durante períodos de mal tiempo, a juicio del comandante Rojas.

“Dentro de lo que uno ve en las grandes ciudades, lo más adecuado es que todo el sistema eléctrico fluya bajo tierra, porque mitigaríamos también que la energía se concentre en los transformadores que distribuyen la corriente en la ciudad. Cuando estos fallan, pueden provocan incendios”, explicó.

A pesar de que soterrar los cables de todo el casco antiguo de Talca, es una posibilidad remota por el elevado costo que esto significa, el voluntario confesó que la Municipalidad de Talca los apoya constantemente en sus labores de prevención.

“Con el aporte del municipio, pronto sumaremos dos carros 0 km, en una inversión cercana a los 600 millones de pesos, para combatir futuras catástrofes”, cerró el comandante.

Felipe Zúñiga

Volver

Comentarios