Sábado, 25 de Mayo de 2019
A pocos días para el inicio de las clases

Comercio talquino con alta afluencia de apoderados en búsqueda de uniformes escolares

En contra reloj se encuentran los padres tratando de conseguir los uniformes, requiriendo que las tallas y los precios se ajusten a sus bolsillos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Febrero 2019

TALCA.- Faltando una semana para el inicio de las clases, los locales comerciales de venta de uniformes, útiles y calzado escolar se han mantenido con un alto flujo de padres y apoderados junto a sus hijos buscando lo necesario para este nuevo año, pero hasta donde el bolsillo les alcance.
A pesar que el mes de enero fue considerado por los comerciantes talquinos como flojo, durante toda esta semana se vio una gran afluencia de compradores en comercios retail en búsqueda de uniformes cotidianos y los especializados, que cada vez son más los que distinguen su vestimenta, cambiando el diseño en sus poleras, faldas y buzos, incluyendo también el uso de blazer o vestones, camisas y corbatas, hecho que incide en el incremento de costo de la lista de cosas por comprar.
Gloria Escobar, apoderada con dos hijos -uno en enseñanza básica y otra en media-, dijo que “cada año veo que me aumenta el listado, pero siempre inicio por la compra de los uniformes. Como tengo dos hijos, tengo que ir programando lo que voy a comprar. Inicié con las poleras de colegio, los buzos y las poleras para los buzos y para el otro mes inicio la búsqueda de las chaquetas y polerones antes de que llegue el invierno, aunque meses antes voy reuniendo para no verme tan ajustada a los gastos”.
Otro de los casos es el de Mariela Vázquez, quien es madre de dos niños y con doble problema porque debe conseguir uniforme para dos colegios distintos -Montessori y Abate Molina-. “Siempre vengo directamente a Tiendas El Trece, porque aquí consigo todo, las poleras con cuello, los buzos, pantalones para los buzos, las camisas, pantalones, llevo cinco cambios por atuendo, para no atarearme durante la semana, además que en casa le quedan prendas buenas del año pasado, lo que nos servirá para el invierno, que es cuando cuesta más para que se seque la ropa” dijo la apoderada.
Además de hacer una gran compra, que incluyo la vestimenta estándar del colegio, realizó la compra de polerones preparándose para el invierno venidero. “Me gusta llevar todo de una vez, porque después se anda corriendo, buscando abrigos para los chiquillos, además de que son hombre y no les gusta salir mucho de compras”, agregó.

TALLAS AGOTADAS
Otro de los factores que incide es la búsqueda constante de los uniformes especiales (con vestimenta identificada y distintiva a los otros colegios) es conseguir la talla del producto que buscan, lo que genera que los padres deban intensificar su andar por varios locales comerciales y no en el lugar donde siempre van a comprar. Otra de las opciones es esperar que repongan las tallas o mandarlos hacer con una modista, haciendo que les genere mayor gasto.
Con incertidumbre de qué hacer quedó Evelin Valdez, quien salía a comprar el uniforme para su hijo Joaquín. “Ya adelanté la compra de los útiles escolares y, por cuestión de presupuesto, ahora es que vengo a buscar las poleras y buzo, pero en tres locales he buscado la polera del colegio y no conseguí la talla, ahora voy averiguar presupuesto para mandarla hacer, lo que creo me saldrá más costoso que si la hubiese conseguido, pero me toca porque ya falta nada para que comiencen las clases”.

REDES SOCIALES
El uso de las redes sociales en los establecimientos comerciales ha servido para anunciarle de forma expedita lo que va llegando mercancía. Es el caso de tiendas El Trece, establecimiento donde se expenden uniformes de más de 40 colegios de la capital maulina y tomó esta opción para que la clientela no pierda tiempo asistiendo al establecimiento comercial.

Dhameliz Ojeda

Volver