Lunes, 22 de Abril de 2019
Descienden las ventas entre un 50% y 80%

Comercios en la avenida Lircay decaen por la reconstrucción de la vía

Las floristas del Parque Las Rosas y el servicentro son de los comercios más afectados por la reformulación del tráfico y la ejecución de la obra.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Octubre 2018

TALCA.- Conforme ha avanzado la remodelación de la avenida Lircay, al norte de Talca, los comerciantes instalados en los bordes de la vía, progresivamente, han ido sorteando los efectos adversos de la construcción y desvíos del flujo del tránsito. Descenso en las ventas e incomodidades por el polvo son las quejas constantes entre los afectados.
El domingo suele ser el mejor día de la semana para las vendedoras de flores ubicadas en la parte externa del cementerio Parque Las Rosas. Fue así hasta que las máquinas comenzaron a romper el asfalto en ese tramo. Por estos días, las tres floristas autorizadas por la Municipalidad para laborar en el frontis del camposanto debieron mudar sus puestos.
Avanzada la mañana de ayer, cerca del mediodía, la florista Rosa Farías no había vendido ni un clavel y el día anterior apenas ganó 20 mil pesos, nada en comparación con las ganancias superiores a los 100 mil pesos diarios que obtenía cuando trabajaba en un quiosco en la avenida Lircay, local que tuvo que abandonar por orden de la empresa constructora e instalar la florería en su propia casa, a pocos metros de su antiguo local.
En 20 años ofreciendo flores desde el mismo puesto Farías había logrado mantener un número constante de clientes y la mayoría la perdió desde que cambió de sede.
Más allá de la notificación de desalojo del local la empresa constructora no ha ofrecido soluciones. “Nadie se ha acercado a hablarme”, dijo esforzándose por contener las lágrimas, la madre soletera de dos hijos.
Como Farías, otras dos floristas también han visto desmejorar sus negocios. Nely Loyola Fuentes, hace cinco días, se mudó desde el costado norte de la salida del cementerio a la calle 19 Norte con avenida Lircay. Intenta mantener los clientes, porque desde que comenzó la remodelación de la vía las ventas se han reducido a la mitad.

MENOS VISITANTES
Por los desvíos establecidos a partir del cierre de la avenida Lircay menos personas asisten al Parque Las Rosas, según ha observado la florista Teresa Macayo. Y eso, lógicamente, incide en las ventas. Antes del comienzo de las obras, Macayo atendía a más de 150 clientes al día (de viernes a domingo) y actualmente recibe menos de un centenar y ellos compran pocas flores, porque gastan más en locomoción, según la mujer.
La empresa, dijo Macayo, no les ha notificado sobre cómo avanzarán los trabajos y eso les impide tomar medidas de prevención. Por esa razón, recientemente perdió 380 mil pesos en mercancía, porque no había espacio apto para trabajar mientras las máquinas hacían perforaciones.

BENCINERA EN DECLIVE
Otro de los comercios severamente afectado por la remodelación es el servicentro HN, cuyas ventas han descendido un 80% desde que se cerró la avenida y los vehículos solo tienen un acceso, pues el grueso de los conductores prefiere surtir en otras bencineras de ingreso menos complicado. El declive de las ventas ha conllevado a la reducción de la mitad del personal, indicó el encargado de la bencinera, Jorge Fattah.
Desde la administración de la estación de servicio temen que la siguiente etapa del proyecto contemple la suspensión del servicio de energía eléctrica por la reinstalación del tendido eléctrico. De ser así, se paralizaría el servicio porque los surtidores requieren electricidad para funcionar y el generador que poseen no es suficiente.
Por otro lado, la compañía constructora comenzó a ocupar un tramo de la propiedad privada, sin haber concretado la negociación correspondiente por la expropiación de esa porción del terreno -de 6 metros aproximadamente-. El mismo espacio lo usan las máquinas y los vehículos para ingresar al Condominio Lircay, contiguo a la bencinera, lo que ha maltratado la vereda.

HURTOS
Desde que se puso en marcha la obra, algunos comerciantes también han sido víctimas de hurtos. Un local de venta de comida rápida y otro de verduras fueron violentados por delincuentes. Del primero extrajeron una conservadora.

Marlyn Silva

Volver