Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil

Comisario jefe de la PDI de Talca: “Todos somos migrantes”

30 funcionarios de la PDI realizaron el curso de kreyol, a través de una alianza con el Centro de Estudios Migratorios de la Universidad Católica del Maule.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Julio 2018

Con una política de oficina a puertas abiertas para atender a los migrantes, el comisario jefe del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de Talca, Gustavo Espinoza, indicó que la dependencia que dirige ha realizado grandes avances para dar una atención más humana a todas las personas que asisten a realizar sus trámites, especialmente a la comunidad haitiana.

LA PDI NO ES UNA
POLICIA REPRESIVA
En relación al temor con que algunos migrantes definen a la PDI, el comisario Gustavo Espinoza manifiesta que la Policía de Investigaciones de Chile no es una policía represiva, explica que hace muchos años que dejó de serlo, por lo que hoy la define como una policía profesional que está siempre dirigida a garantizar los derechos humanos. “Para nosotros los derechos humanos y la probidad no se tranzan”, señala el jefe de la PDI de Talca, quien manifiesta que todos los días su personal trabaja en beneficio de la comunidad y especialmente de los migrantes.

SOMOS MIGRANTES
Fundamentado en su experiencia de vida, donde manifiesta que a través de su larga y satisfactoria carrera profesional ha tenido que cambiar varias veces su residencia dentro de Chile, Espinoza indica que “todos somos personas y todos somos migrantes”, a la vez que señala que “uno nunca sabe cuando puede tocar las puertas de otro país y no me gustaría que me trataran mal”, motivo por el cual la dependencia que dirige realiza acciones para “hacer la PDI más humana”.
“De un tiempo a la fecha la palabra migrante para nosotros era casi desconocida, siempre había existido, pero desde el 2017 esta palabra comenzó a tomar un nombre y un apellido”, dijo Espinoza, quien explica que el país no estaba preparado para el aumento considerable de migrantes que llegaron a Chile y especialmente a la región. “Nos fuimos adaptando a la realidad para darle una atención de privilegio a todos los migrantes”.

CONFLICTO IDIOMÁTICO
Internalizando sobre lo que más ha preocupado a su dependencia desde el comienzo de afluencia migratoria, indica que el conflicto idiomático con la comunidad haitiana fue uno de sus retos. “Un día abrí la puerta de mi oficina y observaba mis colegas con un signo de exclamación en sus rostros por no saber qué hacer para comunicarse con las personas haitianas que llegaban a nuestras oficinas, por lo que al darme cuenta que tenía un problema grave, ya que no podíamos entender que necesitaban esas personas y como podíamos ayudarlos y brindarles una atención digna, toque puertas, hasta que se me abrió una ventana”, señalando que fue a través de una alianza con el Centro de Estudios Migratorios de la Universidad Católica del Maule, logró que 30 funcionarios se capacitaran en el idioma kreyol con un curso que tuvo una duración de tres meses.

COMUNICARSE
EN KREYOL
“En tres meses logramos conocer la idiosincrasia y la cultura haitiana y tener un acercamiento con ellos, fue una bella experiencia”. Así expresa Gutiérrez su aprendizaje del idioma kreyol, indicando que una de las cosas más significativas que ha experimentado después de liderar el proyecto para capacitarse y formar a sus funcionarios en este idioma, es el hecho de llegar todos los días a su oficina saludado en su idioma nativo a la comunidad haitiana y ver la expresión de asombro en sus rostros. “Es algo impactante saludar y preguntarles como están en su idioma, demás que es una forma de practicarlo diariamente”.

RESPETO POR LA LEY
En referencia a la comunidad migrante en Chile, y especialmente a quienes se han establecido o piensan establecerse en Talca, Gutiérrez fue enfático al indicar que su dependencia esta presta a colaborar con los migrantes. “Mi oficina es de puertas abiertas, todos los migrantes que han llegado a nuestras oficinas y se encuentran conmigo siempre han sido atendidos, y eso lo he inculcado a cada uno de los funcionarios que están bajo mi mando”. Aprovechó para dar un mensaje a la comunidad migrante: “a todos nuestros hermanos que están llegando a nuestro país por diferentes razones y situaciones, a aquellos que por la situación política han tenido que dejar su tierra, especialmente la comunidad haitiana y venezolana, tengan por seguro que los vamos a ayudar, pero los migrantes tienen que ayudarnos regularizando su situación migratoria en el país y cumpliendo los requisitos que la ley impone. Nuestro país no los va a echar si cumplen las leyes, los va atender y si algún día vuelven a sus países de origen, si su situación mejora, se recuerden que este país les tendió la mano”, finalizó.

Volver

Comentarios