Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
A propósito de los genios científicos del Andrés Bello

Cómo el proyecto de un humilde taller escolar de ciencias puede llegar tan lejos

No son necesarios ni grandes laboratorios, ni tener alumnos que provengan de sectores socioeconómicos altos, según entendidos en el tema. La motivación de los profesores y el apoyo del establecimiento parecen ser claves.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Junio 2017

TALCA.- La noticia de que dos escolares del Instituto Andrés Bello de Talca y su profesor obtuvieron medalla de plata en una competencia internacional de genios científicos escolares tuvo impacto a nivel nacional. Un suceso positivo que motiva la pregunta de cómo lo hicieron para llegar tan alto.

El coordinador de los talleres extraescolares del Instituto, Félix Águila, explica que ciertamente no es un hecho aislado ni una mera casualidad, ya que este establecimiento ha apostado por la formación extra que se puede entregar en estas horas, contando con un gran número de talleres deportivos, artísticos, científicos; y aseguran que en varios de ellos también han obtenido resultados destacados en niveles más locales.

Este establecimiento particular subvencionado los ha financiado con la Subvención Especial Preferencial (Ley SEP), lo que les ha proporcionado la posibilidad de tener dos laboratorios para Ciencias. “Uno donde se realizan las clases, y otro netamente para el taller, para Freddy (Segura, el profesor de Ciencias), para que él haga lo que quiera ahí”, explica.

Sin embargo, a la vez aclara que tampoco es que los recursos sobren, y ahí es donde entra la adecuada planificación. Es así como -detalla- para los diversos talleres extraescolares deben arreglárselas para conseguir los implementos e infraestructura.  Por ejemplo, la cancha de fútbol se arrienda; los talleres de audiovisual comparten sala con los de computación.

 

DOCENTES Y NIÑOS

Otro elemento que el coordinador menciona como fortaleza es el equipo docente. “Yo como coordinador de talleres siempre me fijo en la calidad de los profesores que van a hacer los talleres. En este caso específicamente Freddy raya con la ciencia. Raya. En lo que haga vas a ver que está enamorado de la ciencia y a eso los chicos les impregna. Aparte que hace cosas novedosas, se disfraza de célula para motivar a los chiquillos, por ejemplo”, dice.

Y por último, aunque el capital cultural de los niños no facilite la labor del profesor, ya que son un establecimiento de nivel sociocutural medio bajo, la voluntad en el trabajo docente es lo que persiste. Aunque en el Instituto Andrés Bello lo llaman “tener claro el foco”.

 

LOS DOCENTES

COMO CLAVE

En la región también ha habido otros varios casos de establecimientos educacionales que se han destacado en ferias científicas a nivel nacional.

Solo por recordar algunos, está el colegio Concepción con un proyecto de repelente natural contra la araña de rincón que se presentará próximamente en una feria internacional en Buenos Aires; está el colegio Pablo de Rokha de Orilla de Maule, San Javier, que año a año organiza una feria científica y que también ha llegado a ferias internacionales en años anteriores con proyectos propios; el colegio San Jorge y su equipo de robótica que compitió el año pasado en Estados Unidos; y está la Escuela Básica de Colbún que también cuenta en su currículum algunos premios en ferias nacionales, por lo que algunos de sus alumnos fueron invitados el año pasado a compartir con Premios Nobeles de Ciencias en Santiago.

De esta forma, se puede ver que hay diversidad en condiciones como urbano o rural y en niveles socioeconómicos. Pero, ¿qué es en definitiva entonces lo que permite, más allá de los resultados, un desarrollo adecuado de las ciencias en los establecimientos educacionales?

Para Iván Coydán, director del PAR Explora de Conicyt Maule de la Universidad de Talca que trabaja con colegios de la región a través de diversas iniciativas, lo primero es “aclarar que para que los jóvenes aprendan ciencias no es necesario grandes laboratorios o equipamientos. Partimos desde la base que todo responde a fenómenos científicos, y que la investigación se puede realizar desde cosas muy cotidianas”.

“Es por eso -continúa- que desde Explora Maule de la UTalca apostamos y apoyamos a los docentes, ya que de ellos depende el éxito de una iniciativa, y de que se mantenga en el tiempo”.

Daniela Bueno

Volver

Comentarios