Lunes, 27 de Mayo de 2019
Cumplen en la ciudad jornada mundial por el cambio climático

Cómo una activista sueca pudo movilizar a un centenar de talquinos

Unas 150 personas, de muy corta edad la mayoría, participaron en la marcha mundial, en Talca. La actividad se desarrolló en completo orden, afirmaron desde Carabineros.

Periodista: Marlyn Silva - Fecha de Edición: 16 de Marzo 2019

Desde agosto del año pasado una adolescente sueca de 16 años llamada Greta Thunberg decidió ausentarse de clases todos los viernes para protestar en el parlamento y exigir a las autoridades acciones para reducir los efectos del cambio climático. La solitaria iniciativa se convirtió, pronto, en una ruidosa campaña mundial que ayer viernes se hizo visible en Talca.


Desde la Plaza La Loba, pasando por la 11 Oriente y la calle 1 Sur hasta llegar a la Plaza de Armas, caminaron unas 150 personas convocadas por el movimiento Friday for Future, fundado por la joven sueca. Fue el primer “viernes por el futuro” masivo y en la calle realizado en la capital maulina, ciudad que se sumó a las 32 localidades de Chile que salieron a marchar por el cambio climático.


Los mueve a la calle “el planeta que se está extinguiendo” dijo, tajante, la estudiante y coordinadora de Friday for Future Talca, Constanza Galli. Ante tal urgencia decidieron hacer ruido y plantear soluciones.

 

“No podemos seguir esperando que el gobierno haga algo. Estamos cansados de su inacción. Por lo tanto, muchos nos empezamos a unir a Greta para hacer de esto un movimiento de todos los viernes”, dijo la vocera local del colectivo ambientalista.


A las autoridades chilenas solicitan que se declare estado de emergencia climática “para lograr que, finalmente, se cumpla el cambio verdadero”, justificó Galli. Además, creen necesario cambios en la legislación en cuanto al cuidado del ambiente.

 

Para trabajar desde lo local, piden que en Talca se establezcan mayor cantidad de puntos de reciclaje, la multiplicación de jornadas de plantación de árboles y acciones en pro de la disminución de emisión de gas y la reducción de las contaminación por parte de la industria, enumeró la activista.

 

“Esto lo hacemos para tener un futuro. Según la ONU, en 2030 no vamos a poder hacer nada en contra del cambio climático. A nivel mundial somos miles de millones protestando por tener un planeta donde vivir”, agregó.


Entre el centenar de manifestantes la mayoría era jóvenes menores de 25 años, quienes con consignas enérgicas llamaron la atención de los transeúntes en el centro de la ciudad y después en la Plaza de Armas aprovecharon el recorrido para detenerse a expresar sus peticiones e inquietudes en el frontis de la municipalidad.


“Quiero un país mejor, que las entidades nos ayuden a desarrollarnos, pero de manera ecológica. Queremos también que se entregue el agua a los campesinos porque actualmente es de las empresas y la ocupan para fines lucrativos”, expuso Ammy Nuñez, una de las jóvenes manifestantes.

 

ATENCIÓN A LOS GOBIERNOS
En opinión del director del Club del Árbol Talca, Pablo González, es hora de que el calentamiento global y el cambio climático prime en las políticas de Estado.


“Lo principal es concientizar a las autoridades mundiales respecto al cambio climático. Ya no podemos esperar. Es un tema y una preocupación mundial, sobre todo, de las generaciones más jóvenes. Es prioritario que los gobiernos mundiales entiendan que la única manera de poder enfrentar los problemas que se nos vienen encima producto del calentamiento global y del cambio climático es priorizando el tema dentro de los programas gubernamentales”, recalcó.


Una de las vías para tratar el tema en la región, dijo González, es a través de la educación ambiental.

Volver