Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
En marzo pasado se anunció una intervención en beneficio de los usuarios

Compin regional está experimentando reformulación para quedar 2.0

En marzo de este año había pendientes de pago unas 14 mil licencias médicas en la región. Con la intervención, actualmente hay unas 7 mil 800 pendientes.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 05 de Septiembre 2018

TALCA.- Somos la cuarta región del país en términos de cantidad de licencias médicas tramitadas al mes (13 mil 800 en promedio). Solo nos gana la Metropolitana, Biobío y Valparaíso.
En marzo de este año el tiempo promedio de pago de una licencia médica en papel podía superar los 120 días hábiles y una serie de demoras más que solo perjudican al usuario finalmente.
Según informó la seremi de Salud, Marlenne Durán, cuando asumió el cargo en marzo de este año, se detectaron algunos problemas al interior de la Compin (Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez) regional, que ameritaban una intervención para mejorar la productividad en cuanto a la tramitación de licencias médicas y también el ámbito de la invalidez.

 

SE REORDENÓ
Para esto se reordenó estructural y administrativamente la Compin, es decir, se reestructuraron los cargos y se contrató personal idóneo en las áreas críticas. Por ejemplo, se pasó de dos a cuatro médicos contralores y de cuatro a seis personas para el cálculo de las licencias médicas.
Se aumentaron las horas de trabajo, por ende, los recursos para horas extras. Ahora se trabaja los sábados entre las 9 y las 12 horas.


En cuanto a la atención de público, se redujeron los tiempos de espera, atendiendo a cada usuario en un promedio de 10 minutos (antes eran 20 minutos). Así mismo, se incorporó el tótem de Fonasa a las instalaciones, aportando para mejorar la atención de público.
La fiscalización también aumentó, tanto a prestadores (médicos), empleadores y trabajadores. Se pasó de 300 a 900 fiscalizaciones al mes; y, se aumentó de un fiscalizador a tres.
En el caso de la Compin de Curicó, se hizo un reordenamiento en el proceso completo de las licencias médicas.


De 435 licencias médicas que se tramitaban en promedio al día en marzo (8 mil 700) a nivel regional, hoy se tramitan 13 mil 800, un 60% más rápido que en marzo.
Por otro lado, actualmente las licencias médicas en papel se resuelven en 30 días hábiles promedio y no en 120 como era antes.
En marzo de este año había pendientes de pago unas 14 mil licencias médicas en la región. Con la intervención, actualmente hay unas 7 mil 800 pendientes, y la cifra sigue disminuyendo.

 

LICENCIA MÉDICA
ELECTRÓNICA
En el caso de las licencias médicas electrónicas, que son tramitadas desde Santiago, podían superar los 300 días o más (15 meses).
En este sentido, la seremi Durán explicó que desde el próximo miércoles 12 de septiembre se comenzará a implementar la licencia médica electrónica.
“Estamos trabajando implementar en la región la licencia médica electrónica, que es parte de toda la gestión que se está haciendo a nivel nacional para disminuir el tiempo de espera del pago del subsidio de las licencias. Nosotros somos una de las regiones más críticas y ahora se está descentralizando. Incluso acá se hizo el ejercicio y se logró tramitar una licencia electrónica en siete días y la idea es llegar a eso”, afirmó.

 

INVALIDEZ
Pero la Compin no solo tramita licencias, sino que también realiza peritajes, fiscalizaciones, vínculo y otras actividades que benefician a los usuarios.
“Las dependencias en las que estamos actualmente no cumplen algunas normativas, en términos de tener las salas adecuadas para que se realicen los peritajes por parte de los equipos contralores y por parte de las unidades de ATEP (Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional) y de discapacidad. Esto es como una reformulación y reactivación de la Compin”, explicó Raúl Marín, coordinador regional de Compin Maule.
Para cambiar las condiciones de infraestructura en que se encuentra actualmente la Compin, se está trabajando en un proyecto para cambiar de lugar sus instalaciones.
Esto permitiría por ejemplo -según Marín- resguardar de mejor forma los documentos públicos, mejorar la atención a las personas con capacidades diferentes, disponer de más espacio para los usuarios y también mejorar la sala de peritaje médico.

Karin Lillo

Volver

Comentarios