Sábado, 25 de Mayo de 2019
La población trasladada es de 31 reclusos

Con tres años de demora ocupan nuevo recinto del Sename

Desde 2016 el edificio está listo, pero la puesta en funcionamiento se postergó hasta ayer. El recinto tiene capacidad para 72 menores.

Periodista: Marlyn Silva - Fecha de Edición: 29 de Marzo 2019

La madrugada de ayer, fueron trasladados 31 jóvenes al nuevo Centro de Internación Provisoria (CIP) y Centro de Régimen Cerrado (CRC) del Servicio  Nacional de Menores (Sename), un espacio de cuatro hectáreas -ubicado en la ruta CH-115 entre Talca  y San Clemente- con capacidad para 72 menores. El edificio estaba terminado desde hace tres años, pero la habilitación no se había concretado por repetitivas postergaciones relacionadas con solicitudes realizadas por Gendarmería respecto a obras adicionales para mejorar la seguridad.

 

El traslado de los menores se dio sin ningún inconveniente, tal como lo aseguró el director regional de Gendarmería, coronel Pedro Villarroel. El procedimiento fue ejecutado con la coordinación de la Dirección Regional de Gendarmería y el apoyo de unos 80 funcionarios de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios y el Equipo de Canes Adiestrados de Talca y Cauquenes.

 

“Tenemos una estructura que es la mejor que ahora tiene el Sename para recibir niños que están en condiciones de vulnerabilidad o infractores de la ley, pero lo teníamos en desuso por varios retrasos. El seremi de Justicia, Germán Verdugo, ha tenido un rol fundamental, porque ha comandado todas las obras para llegar a que fuera utilizado como correspondía. Teníamos un verdadero elefante blanco desde hace un par de ellos en el cual se había invertido 6 mil 800 millones de pesos y no estaba siendo utilizado”, asumió el gobernador de Talca, Felipe Donoso.

 

PUNTO A FAVOR

En las nuevas instalaciones, resaltó la autoridad, los menores tienen condiciones para la contención de eventuales episodios de violencia, la educación y la aplicación de políticas de trabajo que favorezcan su reintegración en la sociedad.

 

En la antigua cárcel de menores, los detenidos estaban distribuidos en siete casas separadas por dos patios, lo que de alguna manera facilitada el desenlace de riñas entre los reclusos, situación que perjudicaba también a los funcionarios, visibilizó Donoso.

 

El nuevo centro de menores fue construido con los estándares de la política aún vigente del Sename. Actualmente, no obstante, está en discusión un proyecto de ley que dividiría en dos la institución. Por tanto, la autoridad provincial rescata como ventaja del nuevo recinto el hecho de que   al tener más espacio “existe la posibilidad de ir cambiando las condiciones de la política interna”.

 

TRANSFORMACIÓN

El recinto antiguo fue cedido por el Ministerio de Justicia y Bienes Nacionales a Gendarmería para ser transformado en un Centro Penitenciario Femenino, una vez sean completadas las reparaciones necesarias, arreglos que, de acuerdo con lo informado por Villarroel, estarían listos al cabo de dos meses.

 

Inicialmente, serían trasladadas 87 internas, pero la capacidad total para un recinto de adultos es para alojar a 106 mujeres.

 

Volver