Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
A ex directora del DAEM

Concejo da luz verde a fórmula para cancelar millonaria indemnización

Alcalde, Javier Muñoz, recalcó que el respectivo pago en ningún caso implicará una ‘merma’ en los compromisos pactados con la comunidad “particularmente con los alumnos” de la Red Educativa Municipal

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 01 de Marzo 2017

CURICÓ.- Tras una ‘segunda discusión\', ayer el concejo municipal aprobó dar curso a la modificación presupuestaria que permitirá cancelar la primera cuota (210 millones de pesos) de la millonaria indemnización que le corresponde a la ex directora del Departamento de Administración de Educación Municipal, DAEM, Irene Cortés.

 Previo al respectivo debate, el propio alcalde, Javier Muñoz, recalcó que la fórmula que se utilizará para cumplir, con lo en su momento esgrimido por la Corte Suprema, en ningún caso implicará una ‘merma\' en los compromisos pactados con la comunidad ‘particularmente con los alumnos” de denominada Red Educativa Municipal, ni mucho menos en las remuneraciones de quienes están vinculados laboralmente al DAEM.

En ese contexto, señaló que se hará uso de fondos especiales provenientes del ministerio de Educación (Fondo De Apoyo a la Educación Pública, FAEP), ítem que fue creado ‘fundamentalmente\' para poder ‘sanear\' a los municipios desde el punto de vista financiero, en casos, como por ejemplo, indemnizaciones, finiquitos, deudas con proveedores, entre otros. Ya en el debate, los concejales Jaime Canales, Francisco Sanz, Mario Undurraga y Raimundo Canquil fueron quienes solicitaron la palabra. Tras ello, se dio paso a la votación, dando luz verde al procedimiento presentado desde el municipio.

En definitiva, se consignaron seis votos a favor (incluyendo el del alcalde), uno en contra (Jaime Canales) y dos abstenciones (Francisco Sanz y Mario Undurraga).

 

COMPROMISOS

Una vez concluido el concejo de carácter extraordinario, junto con afirmar que el municipio se encuentra en un “buen estado” en el aspecto financiero, el alcalde, Javier Muñoz, recalcó su intención de “mantener y cumplir los compromisos” suscritos ligados al área educativa, algunos de los cuales incluso fueron aprobados durante la presente semana por los propios ediles de la comuna. “Todos los compromisos que se han implementado en nuestra administración municipal se van a seguir materializando y desarrollando normalmente”, dijo.

Considerando que lo acordado ayer en el concejo permitirá cancelar solo una parte de la deuda, de cara al dinero que aún resta, el jefe comunal indicó que espera que la contraparte se encuentre dispuesta a acordar ‘fórmulas de pago\'.

 

OBSERVACIÓN

A la hora de justificar su abstención, el concejal Francisco Sanz, aseguró que hubiese preferido que el municipio optara por otros caminos de cara a la cancelación de la deuda. “Me hubiese gustado ahorros en la Fiesta de la Vendimia, ahorros en otras festividades, ahorros en coctel”, dijo.

De todas maneras, tuvo palabras para reconocer que esta vez “sí recibió una respuesta a la interrogante” que expuso en el concejo del pasado lunes, relacionada al camino que se utilizaría para cumplir con lo signado desde la Corte Suprema. “Me queda la garantía que hay un compromiso público del alcalde, el cual yo le haré un seguimiento. Mi abstención corresponde a eso, porque voy a estar en observación”, acotó.

 

ERROR

Por su parte, el concejal, Jaime Canales, quien fue el único que votó en contra, hizo hincapié respecto a los diversos proyectos que se podrían haber realizado con el dinero que se debe cancelar, recalcando que, a su juicio, la decisión tomada por el alcalde (el despido) se trató de un ‘error\'. “Hay que ser Mandrake El Mago para poder justificar 600 millones de pesos sin tocar ningún peso de ningún lado. Yo creo que aquí lo que ha hecho el alcalde ha sido la peor aberración que he visto en los últimos tiempos”, aseguró.

 

LARGO JUICIO

Cabe recordar que tras una serie de pasos jurídicos que derivaron hasta la Corte Suprema, dicho tribunal estimó que la ex jefa del DAEM, Irene Cortés, fue víctima tanto de ‘acoso laboral\' como de un ‘despido injustificado\' (el que se concretó a fines del 2013), obligando al municipio de Curicó a cancelar una millonaria cifra por concepto de indemnización, la cual en una primera instancia fue fijada en casi 570 millones de pesos.

Volver

Comentarios